El cantante José Manuel Soto no es sospechoso de ser de izquierdas, precisamente. Así que el preacuerdo al que han llegado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias le ha sentado como una patada en el estómago que está consiguiendo hacerle delirar. Él, votante declarado de Vox, se unió enseguida a los tuiteros que temían la llegada de "los rojos", pero le ha salido el tiro por la culata y se ha convertido en el blanco de las bromas.

Noticias relacionadas

Y es que el sevillano ha perdido completamente el norte a la hora de gestionar sus críticas desde la red social, en la que no ha escatimado en insultos hacía los "del otro bando":

Sin embargo, lo que ha llamado más la atención han sido sus protestas de tinte artístico, por clasificarlas de algún modo. Vamos, las que le han costado un poco más que unos cuantos golpes en el teclado. Pasen y vean, en primer lugar, al indignado de luces:

Algo más tarde, a un ocurrente Soto metido a agricultor (sale mal):

Por no hablar del Soto conspiranoico...

...o el que no renuncia a los símiles futbolísticos:

Las reacciones de los tuiteros

Con toda esta tela que cortar, los simpáticos de Twitter se frotaron las manos y, sin cortarse un pelo, fueron a por él:

Menos mal que José Manuel Soto sigue teniendo, en el fondo, un humor inmejorable:

[Más información: José Manuel Soto amenaza con regalar su discografía a quien mejor le insulte]