La polémica más lamentable de cuantas ha suscitado la celebración de esta última Diada ha sido la agresión que sufrió la periodista de TVE, Ángela García Romero, que estaba intentando junto a su cámara hacer una conexión en directo desde el exterior del Parlament, donde los Comités de Defensa de la República y Arran habían convocado una movilización.

Noticias relacionadas

La reportera continuó haciendo su trabajo a pesar de recibir el impacto de una piedra. También les lanzaron agua y varios encapuchados no dejaban de acosarla metiéndose en el plano e insultándola, al grito de "manipuladora". RTVE ha mostrado su total rechazo al incidente denunciándolo públicamente en su emisión y sus redes sociales, recibiendo una oleada de apoyos de la prensa y los espectadores, así como de políticos y otras personalidades.

Entre todos, uno de los respaldos más aplaudidos ha sido el del diputado de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, que compartió el vídeo de la agresión en su perfil de Twitter para brindarle su apoyo a la profesional y criticar a los "cuatro cobardes muy valientes" que, según él, habían perpetrado el ataque:

No obstante, aunque sí ha habido tuiteros que han aplaudido su gesto, muchos otros han responsabilizado a Rufián de lo sucedido:

[Más información: Rufián se equivoca de película para criticar a España y recibe el mayor 'zasca']