Los cordones de las zapatillas. Herramientas útiles y sencillas que te permiten meter el pie en el calzado sin arrancarte la piel a tiras y luego fijarlo con la suficiente firmeza como para que no se te salgan pero a la vez sin hacerte un torniquete. Sin duda, uno de los puntos cumbres del avance tecnológico de la humanidad.

Noticias relacionadas

Todos sabemos cómo atarnos los cordones, la típica mariposita que te enseñan de pequeño. Y también damos por hecho que hay una forma de pasar los cordones por los agujeros de la zapatilla ¿o no?

Pues no, porque allí donde un asiático ha puesto sus miras hay formas frikis de hacer las cosas. Y caramba si las hay. En este vídeo de dos minutos se pueden ver algunas formas loquísimas de organizar tus cordones en una asombrosa demostración de cómo complicarse la vida de forma absurda y sin razón alguna:

Y así es como otro gran avance tecnológico, internet, ha logrado que más de 300.000 personas vean un vídeo de otro ser humano atándose los zapatos. Y lo peor de todo es que el vídeo tiene un efecto hipnótico que te impulsa a probar alguna de esas formas.

Y así tú también perderás varios minutos de tu vida probando si realmente es posible hacer todo eso sin violar las leyes de la física fundamental.

Aunque, como siempre, hay padres que se adelantan a una época:

[Más información: Las mejores respuestas al tuit indescifrable de Rafa Nadal]