La Jungla

El Wallapop más bizarro: de ataúdes a bragas usadas

En la Jungla. Wallapop se ha convertido en la aplicación por excelencia cuando alguien quiere vender cualquier cosa. Ahí está la clave: cualquier cosa. Estos artículos que hemos encontrado en la app lo corroboran.

Cuando algo se hace tan popular que termina usándolo todo el mundo se vuelve tan común que se evaporan los complejos a la hora de utilizarlo. Uno de los ejemplos es la aplicación de Wallapop: no era conocida hace cinco años, ahora forma parte de nosotros. Enviar un WhatsApp, buscar en Google, vender en Wallapop, tres actividades que se han asociado a una empresa concreta. Y claro, hay tanta oferta en dicho Wallapop que uno puede encontrarse cualquier mierda. Ojo, es literal.

Seguro que te ha llegado más de un producto extraño que se vende en Wallapop. Esos anuncios han protagonizado memes, cadenas de WhatsApp y todo tipo de chistes, pero ¿existen realmente? ¿A la gente se le va tanto la cabeza como para creer que los productos más absurdos tienen salida en la segunda mano? Me propuse averiguarlo con una teoría: buscar las palabras más peculiares que se me ocurriesen a ver si arrojaban anuncios relacionados. Hazlo. Los resultados te sorprenderán.

He visto anuncios de Wallapop que no creerías. Y para demostrártelo he recabado una buena muestra: prepárate para descubrir algunos de los productos más raros que puedes encontrar en Wallapop.

DVD's de mierda

Lo de que se puede "encontrar cualquier mierda" no era una metáfora: es literalmente así. Por ejemplo, aquí tenemos estos DVD's que puedes utilizar para algo tan útil como calzar mesas. O a modo de frisbee, ese uso se le ha escapado.

Bragas de segunda mano

Cuesta creer que alguien venda ropa interior de segunda mano segundo genital, pero se ve que ocurre. Al menos es lo que le ha pasado a la mujer que vende las "Bragas de corte bikini": por la aclaración al final del artículo (DENME MAYÚSCULAS MÁS GRANDES) hay más de un fetichista rondando por Wallapop.

Sí, se ve que hay mercado para la ropa interior de segundo genital. Ojo: "usadas muy pocas veces", no sé si esto llama a la compra o la espanta.

Vendo ataúd

No encontré ningún ataúd de funeraria, pero sí me topé con un curioso elemento de atrezo: un ataúd falso reconvertido en mueble bar. El Capitán Haddock ya le ha dado a favorito.

Cuando lo tienes claro y no necesitas descripción

Hay productos que se venden por sí solos, solo hay que ver la foto. Por ejemplo, un bicho en un cristal. ¿Para qué explicar el tipo de insecto que aparece momificado? A buen entendedor...

No importa lo que opinen de ti, véndelo

Wallapop va genial para vaciar los trasteros y sacar algo de dinero a cambio. Anda que no hay cosas que guardamos durante años y luego terminan en la basura. Por ejemplo... una lata de lomo. Y no de cualquier embutido, no: de "Hijo de Anastasio de la casa Carrasco". Por los 5 euros que vale la lata el lomo debía ser un 5 jotas.

Usa un título con gancho

El titular es lo que vende cualquier artículo, los periodistas lo sabemos bien. Un poco de humor y listo: has conseguido el click. Reconozco que eché una buena carcajada con el anuncio siguiente de Wallapop.

El autógrafo de Pedro

Sí, hay gente vendiendo autógrafos por Wallapop, agunos con peor fortuna que otros. ¿Es eso una servilleta?

Trasplante capilar

Llegamos a un punto que casi parece surrealista. ¿Alguien vende trasplantes capilares por Wallapop? Pues sí. Y no solo eso, ofertan el trasplante en Estambul con todo incluido en el precio, también los traslados a Turquía. A mí me hace falta un flequillo, pero creo que paso.

Cuando el producto tiene una historia detrás

Hay quien vende sus artículos sin más y quien deja entrever en la venta que el producto posee cierta historia. Aquí tienes un buen ejemplo: alguien que vende un colchón sin apenas uso. ¿La razón? Acaba de divorciarse.

A nuestro amigo divorciado le vendrá bien el siguiente anuncio de Wallapop. Porque todos necesitamos un abrazo en algún momento de nuestra vida.