Según cifras aportadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) en lo que llevamos de año han fallecido en las carreteras españolas 18 ciclistas. En 2015 -último período con cifras contrastadas- se produjeron más de 7.000 accidentes en los que se vieron implicados ciclistas. En ellos murieron 58 ciclistas y 652 resultaron heridos.

Noticias relacionadas

Lamentablemente, en los últimos meses, los atropellos a ciclistas han sido objeto de numerosos titulares en los medios. Desde la muerte del ciclista italiano Michele Scarponi en abril, al grave atropello el pasado 17 de mayo del motociclista Nicky Hayden cuando entrenaba en bicicleta. Especialmente polémico fue también el atropello múltiple de Javea (Valencia) en el que fallecieron tres cicloturistas y la conductora dio positivo en el control de alcoholemia.

Recientemente la Dirección General de Tráfico celebraba un Comité de Seguridad Vial para estudiar la puesta en marcha de un plan especial que consiga reducir este tipo de accidentes. Además del trabajo de los organismo competentes ¿qué podemos hacer los ciudadanos al respecto? ¿Sabemos realmente cómo debemos actuar cuando vamos en carretera y nos encontramos con un grupo de ciclistas? ¿Conocen quienes van sobre la bici sus obligaciones? 


El barómetro de la bicicleta realizado en 2015 desveló que seis de cada diez españoles no conocía la normativa sobre circulación de bicicletas, incluidos cuatro de cada diez usuarios de bici. Estas serían algunas pautas que la DGT, y otros organismos como la Policía o la Guardia Civil, ofrecen en cada caso y que podemos encontrar en sus perfiles en redes sociales

-La separación lateral mínima en carretera entre el coche y la bici es de 1,5 metros. Este ha sido uno de los lemas más repetidos en los últimos meses por quienes piden respeto para los ciclistas. Mantener esta distancia es fundamental para evitar que cualquier parte del coche golpee a quien va sobre la bici y lo desestabilice. 

-En condiciones seguras puedes adelantar a un ciclista pisando la línea continua.  Según explica la DGT en este vídeo, cuando no hay espacio en la vía para mantener una distancia de separación lateral suficiente - y siempre y cuando la circulación lo permita- se puede ocupar parte o todo el carril contrario para mantener esa separación segura con el ciclista. 

-Si no hay buena visibilidad no es posible adelantar. En este caso lo que tenemos que hacer es reducir la velocidad y mantenernos detrás de la bici, respetando una distancia prudente, hasta que las circunstancias de la carretera permitan adelantar. En este artículo de la revista de la DGT, están detalladas las maniobras prohibidas. 

-Si quieres pasar a un ciclista que va por tu carril y de frente se aproxima otro, debes esperar.  Ante el riesgo de pasar demasiado cerca del segundo ciclista que circula en dirección contraria y golpearlo, lo correcto es esperar a que pase y después iniciar la maniobra de adelantamiento respetando la distancia de seguridad. 

-Los ciclistas en pelotón deben tratarse como si fueran un único vehículo. Así se recoge en esta infografía de la DGT relativa a las rotondas en las que se explica su prioridad de paso cuando, al entrar en una glorieta, "el primero del grupo haya iniciado ya el cruce". 

Infografía que explica la prioridad de los ciclistas en grupo DGT

Obligaciones de los ciclistas 

A efectos legales, la bicicleta es considerada un vehículo así que tendría las mismas obligaciones que un coche o que una moto.

-En carretera, según recoge la DGT en base al Reglamento General de Circulación (RGC), para el ciclista es obligatorio circular lo más a la derecha posible: por el arcén si existe, es "transitable y suficiente" o si no "por la parte imprescindible de la calzada". 

-Dos ciclistas pueden ir en paralelo, en columna de a dos, siempre y cuando la amplitud de la vía lo permita y no obstaculicen la marcha normal de otros vehículos. Así se recoge en los artículos 36 y 54 del Reglamento General de Circulación que autoriza la circulación en grupo de los ciclistas "extremando en esta ocasión la atención, a fin de evitar alcances entre ellos". 

-Los ciclistas están obligados a señalizar sus maniobras -giros a izquierda o derecha y detenciones bruscas- con suficiente antelación para que sean visibles para el resto. 

- Deben también utilizar luces y elementos reflectantes que contribuyan a la visibilidad cuando se haga de noche. Además, cuando circulen por vías interurbanas, están obligados a llevar puesto un casco debidamente homologado. 

Desde ConBici (Coordinadora en Defensa de la Bici), aconsejan a los ciclistas antes de ponerse en ruta, y para iniciarse de forma progresiva y segura, diseñar un itinerario con el que se esté familiarizado y que sea tranquilo. También ser consciente de las obligaciones que se tienen en la carretera y desarrollar "habilidades de circulación levantando la mano del manillar para practicar la señalización" sin perder la estabilidad. Y por último, si en algún momento el ciclista se siente inseguro al llegar a rotondas o cruces difíciles, indican que es preferible bajarse de la bicicleta e ir por la acera como cualquier peatón.