El Español
Actualidad
|
Galicia

España confirma la normativa gallega para la retirada de las mascarillas

No será obligatorio su uso a partir de este sábado 26 de junio siempre que se garantice que hay un metro y medio de distancia entre personas

Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en el exterior si se mantiene 1,5 metros de distancia o cuando se vaya con personas convivientes, según ha informado este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

"Todos los indicadores nos dicen que vamos en el camino adecuado y, con las altísimas tasas de vacunación es aconsejable que se empiece a introducir una flexibilización respecto al uso obligatorio de las mascarillas", ha detallado Darias.

Precisamente, el plan gallego avalado por el comité clínico para reducir el uso de la mascarilla propone su retirada en espacios exteriores siempre que se pueda mantener una distancia de seguridad interpersonal de metro y medio. En todo caso, tiene sus matices: será obligatoria siempre --salvo en el momento del consumo-- en las terrazas, aunque no, por ejemplo, en un paseo entre convivientes.

Así lo ha ratificado este miércoles el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, en una rueda de prensa en la que ha concretado la revisión de las restricciones en la Comunidad ante una situación de pandemia "controlada" y la propuesta autonómica sobre la mascarilla, que tendría que ser modificada si obliga a ello un real decreto estatal.

Por su parte, esta medida está incluida en el Real Decreto Ley de flexibilización de la mascarilla que aprobará este jueves el Consejo de Ministros, que se celebrará de forma extraordinaria, y se hará efectiva a partir del próximo sábado 26 de junio.

La iniciativa, que tal y como ha señalado la ministra es "nacional" y, por ende, se tiene que aplicar en todos los territorios de España, se basa en un informe elaborado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta.

No obstante, la mascarilla va a seguir siendo obligatoria en eventos multitudinarios que se celebren de pie al aire libre, pero no si se celebran sentados y se garantiza la distancia de 1,5 metros. También serán obligatorias en espacios cerrados de uso público, así como en los medios de transporte público.

Asimismo, no tendrán que llevar mascarillas los ancianos en cuyas residencias el 80 por ciento tenga la pauta completa de vacunación, si bien los trabajadores que les atienden sí tengan que llevarla y las personas que les visiten.

Siempre hay que llevarla encima

Tampoco tendrán que llevarla las personas con alguna enfermedad que les impida a utilizarla, ni los pasajeros de barcos o buques en sus camarotes o cuando estén en la cubierta y se pueda mantener la distancia de 1,5 metros.

"Son medidas progresivas, graduales y prudentes. Es una medida importante, que vendrá bien porque la ciudadanía la demandaba, pero hay que ser prudente", ha detallado la ministra de Sanidad, para avisar de que las mascarillas "siempre hay que llevarla encima".

Por otra parte, Darias ha destacado el descenso "lento pero consolidado" de los contagios en España, así como la homogenización de la transmisión que se está produciendo entre las comunidades autónomas. No obstante, ha detallado que dos comunidades autónomas tienen un 20 por ciento más de incidencia acumulada que el resto, representan el 34 por ciento de los contagios en toda España, aunque cuatro se sitúan por debajo de la media nacional.

Actualidad