El Español
Actualidad
|
Santiago

Composcleta: "Santiago va al revés de Europa, se trata a las bicis como a un problema"

La Asociación Cívica Composcleta denuncia que, lejos de fomentar el uso de la bicicleta, "se está yendo para atrás". "En toda Europa o en ciudades como A Coruña o Vigo se está apostando por fomentar el uso de la bici, pero en Santiago vamos totalmente a la contra, se está limitando".
La secretaria de Composcleta, Marta Portela.
Quincemil
La secretaria de Composcleta, Marta Portela.

La pandemia ha llevado a acelerar en toda Europa un cambio en la movilidad, apostando por limitar el tráfico y dar prioridad a peatones y bicicletas. Desde la Asociación Cívica Composcleta denuncian que, frente a esta tendencia, Santiago "está yendo a la contra y limitando aún más su uso".

"En ciudades como Vigo o A Coruña se están instalando carriles bici, pero aquí estamos dando pasos hacia atrás", explica en una entrevista concedida a Quincemil la secretaria de Composcleta, Marta Portela.

Desde la asociación lamentan que en Santiago tan solo hay dos carriles bici como tal -en Fontiñas y en la nueva calle Clara Campoamor-, por lo que "no llevan a ningún sitio", y que "no se tiene en cuenta" a los ciclousuarios a la hora de tomar medidas relativas a la movilidad.

Propuestas

Una de las "pedaladas" de la asociación (Composcleta).

En este sentido, Composcleta, una asociación fundada en 2013 para promover la bicicleta como medio de transporte urbano, lleva reclamando desde sus inicios que se habilite una conexión peatonal y para bicicletas entre Santiago y Milladoiro.

"Si quieres cruzar de Santiago a Milladoiro tienes que dar un rodeo o buscarte la vida: son dos núcleos urbanos muy próximos y se está obligando a la gente a recurrir al transporte privado, lo que supone mucho más tráfico en el centro", detalla Portela.

Las bicicletas, lejos de ser un problema, serían "parte de la solución" para los problemas de tráfico y aparcamiento en el Ensanche y en el Campus.

"A día de hoy el Campus está saturado, se ha convertido en un aparcamiento para el centro: si se limita la entrada de coches o se crean rutas alternativas se convertirá en un lugar mucho más seguro para que los estudiantes se atrevan a usar las bicicletas", prosigue.

Este cambio también se podría extrapolar al Ensanche, donde durante la pandemia "se peatonalizaron varias calles y se veían llenas de vida". "Si hay un ambiente amable con los peatones, es mejor para todos y la ciudad no se queda vacía".

En este sentido, Portela recalca que "tampoco es necesario en el corto plazo un modelo como el de Pontevedra, que recibe premios por su movilidad", sino una apuesta por las bicicletas "como están haciendo en A Coruña o en Vigo".

Así, la secretaria de la asociación entiende que, si bien con el anterior Gobierno municipal "había voluntad de cambio", con "zonas de prioridad para bicis en el centro del Ensanche o plataformas en los semáforos", actualmente "las bicicletas han desaparecido de la lista de prioridades".

Ordenanza de movilidad

Ruta en bicicleta en Conxo (Composcleta).

Actualmente, Composcleta está "dando la batalla" contra el Concello de Santiago por la modificación de la ordenanza de movilidad: mientras que los grupos de la oposición le pidieron modificarla para "fomentar el uso de la bicicleta", en su lugar "tan solo incluye sanciones".

"La ordenanza antes no tenía ningún artículo relativo a las bicis, pero ahora intenta regular su uso limitándolo, como si Santiago fuese una ciudad colapsada por las bicicletas", lamenta la secretaria de Composcleta.

La asociación denuncia que esta modificación de la ordenanza establece "sanciones por dejar las bicicletas aparcadas fuera de los 'aparcabicis', que casi no hay en toda la ciudad", lo que en la práctica "impediría ir al trabajo, a clase o a hacer la compra en bicicleta".

"También se habla de obligar a usar prendas reflectantes sin indicar en qué contexto o de prohibir la circulación de bicicletas en el Casco Histórico, a pesar de que no todas las calles son iguales y en algunas hay taxis y coches", prosigue Portela.

Eso sí, "como hay peregrinos que hacen el Camino de Santiago en bicicleta se habla de facilitarles un itinerario", a la vez que "la gente que vive y trabaja en el Casco Histórico no podría usar su bicicleta".

Ante esta situación, Composcleta lanzará en los próximos días una campaña de concienciación en redes sociales, a la vez que tiene previsto realizar "una cicloacción", una manifestación en bicicleta para denunciar que esta ordenanza "no tiene ningún sentido".

La asociación

La Asociación Cívica Composcleta se fundó en 2013 con la intención de fomentar el uso de la bicicleta como transporte urbano, promover actividades de todo tipo relativas a la movilidad sostenible y para dar apoyo a los ciclousuarios.

"Los socios tienen un seguro de responsabilidad civil ante accidentes y, para aquellos que quieren empezar a moverse en bici, ofrecemos asesoramiento, explicando trayectos e incluso acompañándolos hasta que se sienten seguros circulando", detalla Portela.

Antes de la pandemia la asociación también organizada "pedaladas" los domingos abiertas a cualquiera que quiera participar para poder recorrer diferentes puntos de la ciudad en bicicleta, una iniciativa que esperan poder recuperar "cuanto antes".

Al mismo tiempo, Composcleta cuenta con diferentes grupos de trabajo y desarrolla campañas de incidencia política, remitiendo a los diferentes grupos municipales sus propuestas para fomentar el uso de la bicicleta, como esta última petición de modificar la ordenanza de movilidad, aunque "fue llamativo que después de ir a pleno se hiciese justo lo contrario".

El pasado mes de diciembre también lanzó una campaña, #PoloComercioLocalEnBici, en la que los ciclousuarios podían compartir imágenes acudiendo a hacer la compra en bici para apoyar a los pequeños comerciantes, "los que más sufrieron durante la pandemia".

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad