Casa protegida con aluminio

Casa protegida con aluminio Firezat Omicrono

Tecnología

Cómo envolver una casa en papel de aluminio la hizo resistir a un incendio

En Estados Unidos las casas en medio de bosques recurren al papel de aluminio como protector contra los incendios forestales en verano.

11 septiembre, 2021 13:15

Noticias relacionadas

Casi 8 millones de hectáreas se han quemado en España en los últimos 53 años, esta es la prueba de la amenaza que suponen los incendios forestales para el medioambiente. En Estados Unidos también sufren esta lacra cada verano, allí las casas empiezan a protegerse con un tipo de papel de aluminio para resistir al fuego que arrasa todo a su alrededor. 

Este verano una casa en el bosque de Phillips cerca de South Lake ha resistido un incendio forestal gracias al uso del papel de aluminio como barrera protectora. Se conocen como mantas ignífugas y envuelven los edificios para mantenerlos protegidos de las llamas.

Tanto las estructuras de madera, tan comunes en el país, como otras construcciones se están sirviendo de este material contra los incendios, aunque el bosque que las rodea no pueda protegerse así y acabe siendo pasto de las llamas.

Manta ignífuga

Este material protege las casas durante un periodo corto de exposición. No es exactamente papel de aluminio como el que se usa en las cocinas de casi todas las casas, está compuesto de hilos tejidos de poliéster y fibra de vidrio en el interior, y está laminado con un adhesivo de alta temperatura, el aluminio se coloca en el exterior de esta manta. 

Manta ignífuga contra incendios

Manta ignífuga contra incendios Firezat Omicrono

La idea se originó en 1988 cuando un incendio en el Parque Nacional Yellowstone obligó a los bomberos a proteger un edificio histórico que se encontraba aislado dentro del parque. El incendio obligó al equipo de bomberos a huir de la zona, pero antes cubrieron el edificio con partes de los refugios protectores que ellos usaban y eran de aluminio.

Años después la tecnología se ha ido perfeccionando y sigue protegiendo estructuras en medio de los bosques. Dan Hirning, fundador de Firezat, empresa de San Diego que vende este papel de aluminio, asegura que el Servicio Forestal de EEUU sigue protegiendo edificios históricos y cabañas con estas mantas.

Fumiaki Takahashi, profesor de ingeniería en la Universidad Case Western Reserve en Cleveland, ha realizado varios experimentos al respecto y explica al San Francisco Chronicle y recoge Mixxio que estas mantas de dos capas con una superficie de aluminio pueden bloquear hasta el 92% del calor y 96% de la radiación.

El material protege del contacto directo con las llamas y del intenso calor prolongado que supone estar en un bosque en pleno incendio. Además, evita que las ascuas ardientes entren por los conductos de ventilación, ventanas y canalones.

Medida preventiva

No obstante, es importante tener en cuenta que esa protección no se puede aplicar en poco tiempo. Cuando el fuego se inicia y se produce la alarma de evacuación, no es posible proteger la casa en poco tiempo con este material. Cubrir una cabaña con papel de aluminio supone un trabajo de más de cuatro personas, hasta siete horas y miles de grapas según explica Hirning.

Manta ignífuga

Manta ignífuga Firezat Omicrono

Sería necesario proteger la vivienda con antelación a que se produjera cualquier fuego en la zona. El empresario explica que las agencias gubernamentales de extinción de incendios solían representar más del 90% de su negocio. Sin embargo, gradualmente los propietarios de viviendas particulares se han interesado en esta técnica y ya son más del 40% de sus ventas en el país. 

Es necesario cubrir toda la casa, hasta la última esquina y hueco por el que puedan actuar las llamas desde fuera. Principalmente en viviendas que están aisladas o lejos de los caminos en los que los bomberos pueden actuar contra el fuego.

Magan ignífuga

Magan ignífuga Firezat Omicrono

De este material también se crean otro tipo de mantas para protección de los propios bomberos cuando quedan atrapados en los incendios. Esta técnica también se practica en España, la fire shelter, que incrementa hasta un minuto la resistencia de un bombero cuando está atrapado por las llamas. 

Los equipos llevan mochilas con ellas para tener una protección en caso de que el fuego sea más fuerte que ellos. Incluso otro tipo de mantas, conocidas como apagafuegos se usan para frenar pequeños fuegos que se inician dentro de las casas y así se evitan males mayores.

También te puede interesar...