El próximo martes 20 de julio, el estudiante neerlandés Oliver Daemen ocupará uno de los asientos de la nave de Blue Origin rumbo al espacio junto a Jeff Bezos y otros tres pasajeros. Este joven de 18 años es el cuarto ocupante del que será el primer vuelo tripulado de la compañía aeroespacial de Amazon.

Noticias relacionadas

El padre de Oliver, multimillonario, quedó segundo en la subasta de este cuarto billete al espacio. Por problemas de agenda, el ganador principal decidió retirarse, a pesar de haber ofrecido 28 millones de dólares (23,7 millones de euros) y el puesto recalló en la familia Daemen. La cantidad final por la que se ha subastado este pasaje se ha prometido para fines benéficos

Oliver viajará al espacio en un pequeño trayecto de ida y vuelta fuera de la atmósfera terrestre junto a un reducido grupo de personas. Entre ellas está Jeff Bezos, su hermano Mark Bezos y la piloto estadounidense Wally Funk de 82 años. Funk es una experimentada piloto que no pudo acceder al programa de astronautas de la NASA en la década de los 60 por ser mujer. 

Oliver ha viajado con su padre a Texas para participar en un entrenamiento intensivo de astronautas, aunque las condiciones físicas para participar en este primer vuelo no son muy exigentes. Blue Origin pedía tener más de 18 años, medir entre 152 y 193 cm, pesar entre 50 y 101 kg y ser capaz de soportar fuerzas de 3 o 5,5 g durante el despegue.

El vehículo es completamente autónomo, por lo que ninguno de los ocupantes deberá ejercer como piloto. Desde la cabina, los pasajeros podrán ver las estrellas y la curvatura de la Tierra.

El padre de Oliver ha querido regalarle esta experiencia por su afición al espacio. "No había contado con esto en absoluto hasta esa sorprendente llamada telefónica de Blue Origin la semana pasada. ¡Esto es increíblemente genial! El vuelo al espacio solo lleva diez minutos, pero ya sé que serán los diez minutos más especiales de mi vida" ha publicado Oliver en sus redes sociales. 

Así viajarán los astronautas en la New Sephard Blue Origin

Sin embargo, Oliver y el resto de tripulantes de la New Shepard podrán denominarse astronautas por haber cruzado la Línea de Kárman. "Solo un 4% del mundo reconoce el límite inferior de 80 kilómetros como el comienzo del espacio", explicó Blue Origin en Twitter en referencia a la altitud alcanzada por el vuelo suborbital de Virgin Galactic, frente al que pretende hacer este martes Blue Origin.

En poco menos de una semana se habrán dado dos pasos clave hacia lo que sería una industria turística espacial con trayectos lúdicos y hoteles de lujo desde donde ver de lejos la Tierra, aunque por el momento, solo estará al alcance de unos pocos.