Pese a la fama que tienen en España los dispositivos de Apple sobre su fragilidad, existen cientos de historias de aparatos de la manzana que están perfectos después de haberse perdido desde hace años. Sin embargo, la historia que nos atañe hoy no es impresionante por la durabilidad del dispositivo perdido, sino por el uso inesperado que tuvo una de las últimas características de los teléfonos de Apple: MagSafe.

Noticias relacionadas

Los últimos móviles de Apple, los iPhone 12, han recuperado la famosa carga magnética que empezó en los MacBook, MagSafe. En esta ocasión, la tecnología permite acoplar accesorios a la parte trasera del teléfono mediante un anillo de imanes situados en dicha zona del iPhone.

Pues esto ha servido para rescatar un iPhone 12 perdido. ¿Cómo? Simple; usando la tecnología MagSafe, un desafortunado usuario pudo recuperar su iPhone 12 pescándolo gracias a los imanes del teléfono.

Pescar iPhones con MagSafe

El usuario y desarrollador de aplicaciones Frederick Riedel lo cuenta en su perfil de Twitter. Un amigo y él estaban en un canal de Berlín, y el primero tuvo la desgracia de ver cómo su iPhone 12 Pro caía al agua. Un canal que además tenía barro y era bastante profundo, alrededor de un metro. 

La clave estuvo en la conectividad MagSafe. El 'invento' de Apple no tiene ningún misterio; la parte de atrás tiene un anillo de imanes a los que podemos acoplarle accesorios compatibles, como carcasas o tomas de carga. Pero no dejan de ser imanes. ¿Qué hizo el amigo de Riedel? Fabricar una caña con un anzuelo magnético.

Efectivamente, el 'artilugio' dio resultado. Frederick y su amigo consiguieron 'pescar' el teléfono del agua gracias a que consiguió acoplar dicho cebo a la parte de atrás del iPhone. Y fue un golpe de suerte increíble, ya que además de poder recuperar el teléfono, este seguía funcionando a la perfección.

Riedel cuenta que su amigo no tenía ninguna copia de seguridad hecha de sus fotos, por lo que pensó que había perdido sus recuerdos para siempre. Y aunque es cierto que los iPhone 12 tienen certificación IP68 contra el agua y al polvo, siendo sumergibles hasta 6 metros durante 30 minutos, este era un canal con barro y con muchas partículas que podrían haber estropeado el dispositivo por completo.

No es ni mucho menos la primera vez que se rescata un teléfono de Apple del agua, aunque sí es una de las formas más originales de las que se tiene constancia. En abril de este año, unos buzos recuperaron un iPhone 11 Pro que llevaba perdido bajo un lago más de un año.

También te puede interesar...