Almería

Las cosas en China se hacen a lo grande y cuando hablamos de la observación del firmamento mediante telescopios no iba a quedarse atrás. El país oriental ya está trabajando en un nuevo telescopio refractor que promete ser el más grande del mundo cuando esté terminado. Un modelo que se puede encontrar en algunas instalaciones de España como el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla canaria de la Palma.

Noticias relacionadas

El telescopio refractor es el más común de todos. El modelo que se nos pasa por la cabeza cuando pensamos en un telescopio doméstico compuesto por un cilindro con más o menos diámetro y longitud. De hecho, los telescopios refractores fueron los primeros en idearse y cuentan en su haber con más de 400 años.

Claro que nada tienen que ver con lo que se está desarrollando actualmente en China. Donde un equipo de ingenieros ya ha comenzado a fabricar el más grande del mundo con una apertura -o diámetro- de 1 metro.

Vigilando asteroides

El objetivo del próximo telescopio chino es el de observar las estrellas y los planetas como nunca antes se había hecho. Los científicos, según recoge China Daily, ya están trabajando en la construcción en la capital regional de Lhasa, perteneciente la región autónoma de Tíbet. "Los científicos usarán el refractor para realizar estudios del cielo, incluido el monitoreo de asteroides cercanos a la Tierra", ha declarado Wang Junjuem subdirector del departamento regional de ciencia y tecnología.

Griffith Observatory de Los Ángeles @jaredd_craig en Unsplash

El proyecto está dirigido por la red de Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China con un peso importante en las labores de divulgación sobre la astronomía. Los científicos que trabajen en el telescopio utilizarán Internet para publicar las imágenes y los vídeos captados por el dispositivo. Un contenido que promete ser extraordinario gracias a la resolución que alcanzarán y que podrán ayudar a descubrir más objetos celestes.

Cuando se termine el telescopio, se instalará en un planetario que comenzará a construirse este mismo año y se convertirá en el observatorio astronómico más alto del mundo. Y es que esa zona en particular del Tíbet es una de las mejores del mundo para realizar esta tarea. La altitud media de Lahsa se sitúa en torno a los 3.600 metros sobre el nivel del mar. Una posición privilegiada que se une a lo recóndito del lugar y a los cielos despejados la mayor parte del tiempo.

El funcionamiento del telescopio es relativamente sencillo desde el punto de vista tecnológico. La luz que capta la lente se refracta y concentra en un punto, proporcionando una imagen nítida y brillando de objetos muy lejanos.

Telescopio Sueco en el observatorio de los Roques de los Muchachos, La Palma Christoffer H. Støle en Wikimedia

Actualmente y según Guiness World Records, el telescopio refractor más grande del mundo es el situado en el Yerkes Observatory. Un dispositivo que data del año 1897 y que cuenta con una lente primaria de 1,02 metros. El segundo de ellos, en uso, es el Telescopio Solar Sueco instalado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma) La Palma con 97 centímetros de diámetro.

Por el momento, no se conoce las medidas exactas del telescopio chino, pero si se quiere consolidar como el más grande del mundo tendrá que vérselas con los 1,02 metros del estadounidense.

Radiotelescopio

El telescopio refractor chino nada tiene que ver con las instalaciones inmensas que parecen antenas parabólicas a las que nos hemos acostumbrado. Uno de los últimos y más sonados ejemplos de este último modelo de dispositivo fue el colapso del radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico). Que se desmoronó a principios de diciembre del pasado 2020 tras unos meses en los que se había avisado de las malas condiciones de la estructura y que había marcado una época de la exploración espacial.

En este caso, en lugar de emplear una lente para captar imágenes el radiotelescopio escanea el firmamento en busca de ondas electromagnéticas que puedan servir para obtener información de la zona estudiada. Efectivamente, como si se tratara de una antena parabólica que 'escuchara' lo más profundo del universo.

Radiotelescopio más grande del mundo FAST

Como no podía ser de otra manera, China también tiene participación en este segmento de radiotelescopios. Si algo tiene el país es extensión y dinero para invertir en ciencia, así que en 2011 comenzaron con la construcción del más grande del mundo. Se encuentra en la provincia de Guizhou, en la zona suroeste del país, y cuenta con un diámetro de 500 metros para, oficialmente, buscar extraterrestres.

Los trabajos terminaron a finales de 2016 y desde ese momento es el radiotelescopio más grande del mundo. La primera puesta en marcha se produjo a principio del 2020 y han tenido que esperar hasta enero de este 2021 para que esté a pleno rendimiento.

También te puede interesar...