El Oculus Quest 2 se ha convertido en el visor de realidad virtual más popular en España y todo el mundo, según datos de la propia Facebook, y hay buenos motivos para creerlos.

Noticias relacionadas

Puede que técnicamente no sea el mejor, pero el Oculus Quest 2 sí que es el más accesible y fácil de usar; es un dispositivo que permite meternos por primera vez en un mundo virtual, en el que no sufrimos las consecuencias del mundo real. Por ejemplo, si morimos en el juego sólo tenemos que continuar desde un punto de guardado anterior.

Pero, ¿debería ser siempre así? Palmer Luckey, el polémico fundador de Oculus, cree que no. En una serie de mensajes en Twitter, ha planteado la posibilidad de que los jugadores sean castigados como lo harían en la vida real, incluso llegando a consecuencias tan graves como la muerte.

Hablamos de algo mucho más que simplemente sufrir vibraciones en el cuerpo para sentir los disparos en videojuegos, como ya es posible con algunas chaquetas.

Morir por videojuegos

Como el propio Luckey confiesa, no es una idea precisamente nueva, y ya ha sido explorada en todo tipo de historias de ciencia ficción; aunque normalmente, se presenta como parte de un futuro distópico en el que la sociedad ha olvidado el valor de las vidas individuales. En cambio, Luckey cree que es un futuro que hay que considerar, al menos para los jugadores profesionales de ‘esports’.

La explicación que da es que ya existen 'juegos' en los que los participantes pueden morir. El automovilismo de competición es una de las categorías en las que los participantes arriesgan sus vidas, corriendo a más de 320 km/h en pequeñas cajas de metal, y también hay deportes extremos en los que se corre un peligro mucho mayor que en uno convencional.

Por supuesto, podríamos decir que todos los deportes tienen un cierto riesgo, ya sea por lesiones o por accidentes. Lo que Luckey afirma no entender es por qué ese riesgo no se aplica también a los videojuegos.

De hecho, llega a indicar que los deportes que más éxito tienen son los más peligrosos; por ejemplo, en los deportes del motor, existen categorías con menos riesgo (al usar coches más lentos), pero no son ni de lejos tan populares como las que “matan y mutilan”, según Luckey.

Si mueres en el juego…

Los mensajes de Luckey han recibido críticas, pero también muchas respuestas que intentan seguir su lógica. Una de las que más ‘Me gusta’ ha recibido recuerda a Luckey que el riesgo en los deportes de motor es ‘necesario’, ya que por su propia naturaleza es inevitable que alguien vaya a sufrir heridas o incluso la muerte. 

Simplemente, los deportes de motor no son posibles sin peligro real; en cambio, en los deportes electrónicos no existe ese riesgo intrínseco, y por lo tanto, añadirlo no tendría sentido, e incluso sería “cruel” según otra opinión.

Escena de "tiempo bala" en The Matrix Warner Bros. Omicrono

La idea de morir en la vida real si mueres en el juego ha sido explorada en muchas ocasiones, en películas como The Matrix o en series como Sword Art Online, y en casi todos los casos se presenta como una consecuencia indeseada o fruto de un complot criminal.

Quién sabe, puede que Luckey pueda explorar esta idea en una futura startup, pero no en Oculus; en 2017 abandonó su propia compañía después de que fuese comprada por Facebook, afirmando que fue despedido por sus ideas políticas siendo un gran defensor de Donald Trump, algo que fue desmentido por la compañía. 

También te puede interesar...