Xiaomi, la distribuidora de smartphones líder en España, estaría lista para meterse en otro mercado más, el automovilístico. Así lo aseguran varias fuentes al medio chino iFengNews, donde se presenta como el nuevo proyecto del líder de Xiaomi, Lei Jun.

Noticias relacionadas

Las compañías tecnológicas se están adentrando en la fabricación de coches, gracias en buena parte al éxito de Tesla y sus coches eléctricos; la marca de Elon Musk ha demostrado que es posible aplicar la filosofía de Silicon Valley a los coches y romper el mercado.

Es la razón por la que, años después de abandonarlo, Apple ha reiniciado el desarrollo del Apple Car, un coche repleto de tecnología puntera que podría ser desarrollado en colaboración con un fabricante ya establecido.

El coche de Xiaomi en desarrollo

Para Xiaomi, la inspiración de Tesla es más directa. Su CEO y cofundador, Lei Jun, viajó en dos ocasiones a EE. UU. en el 2013 para reunirse con el mismísimo Elon Musk. De aquellas conversaciones no salió una alianza, pero desde entonces, Jun habría estado planeando meterse en el sector.

La otra pieza del puzle son los coches eléctricos, que especialmente en China, están teniendo mucho éxito. La necesidad de usar complicados algoritmos para la gestión de baterías y funciones autónomas ha abierto la puerta a muchas compañías tecnológicas, y Xiaomi querría estar involucrada.

El coche de Xiaomi seguramente estaría repleto de tecnología Xpeng Omicrono

Recordemos que, aunque en España Xiaomi es más famosa por sus móviles y patinetes eléctricos, en China es todo un gigante que vende todo tipo de productos para el hogar. Extenderse al mercado del automóvil no sería tan raro como parece, y en 2019, Xiaomi invirtió en Xiaopeng, el fabricante de uno de los rivales de Tesla más duros de China.

Desarrollo propio

Aunque no hay muchos detalles sobre el proyecto, llama la atención que Xiaomi no quiere colaborar con un fabricante de coches como Apple; en vez de eso, estaría desarrollando un coche nuevo desde cero.

En efecto, Xiaomi diseñaría y fabricaría su propio coche, lo que se considera como una "decisión estratégica" dentro de la compañía, impulsada por el propio Lei Jun. Sin embargo, las fuentes también advierten que aún no hay nada definitivo, y que hay demasiadas variables a tener en cuenta.

De hecho, esta no sería la primera ocasión en la que Xiaomi se plantea algo semejante. Las fuentes revelan que en 2015 Lei Jun contactó con miembros de la industria automovilística para lanzar un coche con su marca, pero que la reacción no fue positiva y el proyecto no siguió adelante. Sólo fue en 2018, con Xiaomi ya bien establecida, que la idea del coche volvió, pero no ha sido hasta recientemente que habría cuajado.

Si Xiaomi finalmente entra en el mercado de los coches, puede hacerlo de muchas maneras y todas las puertas están abiertas.

También te puede interesar...