Las energías renovables son cada vez más importantes, especialmente si los gobiernos pretenden cumplir sus propios objetivos para dejar de depender de los combustibles fósiles. Pero generar energía verde en España es muy diferente de hacerlo, por ejemplo, en Dinamarca.

Noticias relacionadas

El país nórdico no tiene mucho terreno ni la climatología como para instalar grandes granjas solares; pero sí que tiene el mejor acceso al mar del Norte y a los vientos generados.

Así nace uno de los proyectos más ambiciosos que hemos visto hasta ahora: una isla artificial dedicada en exclusiva a la generación de electricidad a partir de energía eólica.

Isla de energías renovables

Los responsables del proyecto lo presentan como la "primera isla de energía renovable", porque todos los edificios e infraestructura de la isla de 120.000 metros cuadrados se dedicarán únicamente a este propósito.

La isla se construirá a 80 kilómetros de la costa, cerca de la península de Jutlandia y justo en el mar del Norte, y costará 28.000 millones de euros; semejante inversión ha tenido que ser aprobada por los legisladores daneses, que han asegurado la participación del país.

De hecho, el 51% de la isla será propiedad de Dinamarca, mientras que el resto se repartirá entre las empresas participantes; el gobierno afirma que eso le permitirá mantener el control sobre la isla, al mismo tiempo que mantiene el apoyo "crucial" de empresas privadas y su "innovación, flexibilidad, rentabilidad, y potencial comercial".

Cientos de turbinas

Es un detalle importante, porque se espera que la isla sea capaz de generar electricidad para tres millones de hogares, no todos daneses; será pieza clave para un plan a largo plazo que permitirá al país vender electricidad y energía verde a sus vecinos. Además, esta electricidad podrá ser usada para crear nuevos combustibles más amigables con el clima, para aviación e industria pesada, probablemente hidrógeno obtenido de agua de mar.

Dinamarca es el mayor productor de petróleo de la Unión Europea, pero las nuevas políticas verdes han puesto fecha de caducidad a este dominio energético: para el 2050 se prohibirá la extracción de petróleo y gas del mar del Norte. Esta isla es sólo una de las muchas infraestructuras eléctricas que el gobierno ha instalado o va a instalar en los próximos años para compensar.

A la isla estarán conectadas cientos de turbinas eólicas, que se aprovecharán de la "abundancia" de vientos en la zona del mar del Norte. Pero también es debido a esa inclemencia del clima que se tendrán que construir tres gigantescos muros que soporten el impacto de la marea; en el cuarto lado se construirá un muelle para el atraque de embarcaciones. Todo eso dará inicio en el 2026.

También te puede interesar...