El presupuesto de la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos es, en la práctica, infinito. Entre las dotaciones transparentes a través de concursos públicos y los millones que se reservan para proyectos clasificados, consiguen sacar adelante proyectos tan variopintos como asombrosos. En España, por poner un ejemplo cercano, la inversión en investigación y desarrollo para defensa es realmente escasa, incluso si la comparamos con países de similar tamaño.

Noticias relacionadas

Uno de estos desarrollos que más han llamado la atención es la creación de un Arma de Modificación del Espacio-tiempo o Spacetime Modification Weapon, en inglés, acompañada de naves y reactores nucleares de fusión. Una serie de investigaciones que han aparecido en documentos clasificados de la Marina de Estados Unidos (U.S. Navy) y que reflejan lo que se cuece dentro de los laboratorios secretos.

Todos pertenecientes al ingeniero aeroespacial Salvatore Cezar Pais, un científico que ha trabajado dentro de la Marina de Estados Unidos, como creador de varios documentos que detallan los experimentos realizados para ir más allá de los límites impuestos por la tecnología actual.

Patentes 'OVNI'

Se estima que el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha invertido 466.000 dólares (unos 385.000 euros) en una serie de investigaciones con el objetivo de diseñar vehículos que desafíen las fuerzas de la gravedad y las limitaciones físicas actuales. De ahí que la palabra UFO (equivalente a OVNI en inglés) se haya popularizado para hablar de estos documentos a los que ha tenido acceso The War Zone.

Lockheed Martin SR-71, uno de los proyectos secretos de EEUU en los años 60 Jim Gordon Omicrono

En ellos, se pueden ver cómo Cezar Pais ha ido patentando y desarrollando diferentes tecnologías y sistemas para el gobierno de Estados Unidos en los últimos años. Uno de sus proyectos estrella es el Plasma Compression Fusion Device (Dispositivo de Fusión por Compresión de Plasma), una especie de central nuclear de fusión que se basa en el funcionamiento del Sol.

'Domar' la energía nuclear generada por fusión es uno de los grandes anhelos de los científicos en la actualidad y desde hace varias décadas. Los reactores que trabajan con este tipo se encuentran todos en fase experimental mediante proyectos llevados a cabo por potencias mundiales como China, Rusia, India, Estados Unidos, Japón o la Unión Europea. En ocasiones incluso cooperando para una misma investigación.

A diferencia de la fisión, método empleado en todas las centrales nucleares en la actualidad, la fusión produce menores niveles de desechos radiactivos al tiempo que la producción de energía es mayor. El secreto de las centrales de fusión es que necesitan de temperaturas y presiones altísimas para que se produzca la reacción. Algo que, por el momento, se ha conseguido en algunas ocasiones durante periodos de tiempo del orden de minutos o incluso segundos.

Reactor nuclear de fusión ITER en construcción al sur de Francia ITER Omicrono

En los documentos de Pais se hace mención de la Spacetime Modification Weapon que podría obtenerse gracias a su particular diseño de una central de energía nuclear por fusión. En concreto, de una versión miniaturizada de estos reactores por fusión gracias a generadores de campos electromagnéticos de alta energía patentados.

Según recogen los documentos de una presentación oficial, el dispositivo de fusión por compresión de plasma es capaz de producir energía en el orden de gigavatios (Mil millones de vatios) a teravatios (1 billón de vatios) con una potencia de entrada del orden de 1 kilovatios (1.000 vatios) a megavatios (un millón de vatios).

Esto es, mucho más de la energía capaz de generarse en una central nuclear al uso, pero en un dispositivo muy pequeño. Los reactores nucleares de los portaaviones estadounidenses de la clase Gerald R. Ford cuentan con una potencia de 700 megavatios y la central nuclear más grande de Estados Unidos, la de Palo Verde (Arizona) es capaz de general 4 gigavatios.

Central nuclear @mcktrts en Unsplash Omicrono

Todo ello en un dispositivo tan pequeño que es capaz de embarcarse en aeronaves, submarinos o barcos. Ofreciendo una potencia que, puesta a escala humana, es prácticamente ilimitada y podría romper las reglas del juego de las aeronaves actuales.

Al reactor nuclear se le añaden el resto de patentes creadas por Salvatore Cezar Pais. Entre ellas se pueden encontrar algunos desarrollos de naves triangulares que bien podrían ser las protagonistas de cualquier avistamiento OVNI. Las patentes, que están disponibles en Google Patents, tienen nombres tan de ciencia ficción como "nave que usa un dispositivo de reducción de masa inercial" o "generador de ondas gravitacionales de alta frecuencia".

Romper el espacio-tiempo

Dentro de los documentos también se puede visualizar una diapositiva que describe cómo el Plasma Compression Fusion Device puede ser usado para la Spacetime Modification Weapon.

Documentación sobre la alteración del espacio-tiempo

"Bajo condiciones definidas, el Dispositivo de Fusión por Compresión de Plasma puede conducir al desarrollo de un Arma de Modificación del Espacio-Tiempo", apunta Pais. "Un arma que puede hacer que la bomba de hidrógeno parezca un petardo, en comparación".

"Pueden lograrse niveles de energía extremadamente altos con esta invención, en condiciones de corriente pulsada ultra alta y densidad de flujo de campo magnético ultra alta", según la misma diapositiva.

Bomba de Hidrógeno WikiImages Omicrono

También se recogen otras aplicaciones para la Marina. "Imagine los barcos, los submarinos, las aeronaves y los vehículos terrestres de la Marina propulsados con energía de fusión virtualmente ilimitada y segura. Imagine el poder del Sol confinado en un espacio compacto y relativamente pequeño".

Una de las compañías que han reconocido abiertamente estar trabajando en la modificación del espacio-tiempo es To the Stars... Academy of Arts & Science (TTSA). Una compañía fundada por el guitarrista Tom DeLonge de Blink-182, el exagente de la CIA Jim Semivan y Harold E. Puthoff, un ingeniero y parapsicólogo; todos estadounidenses.

En la nota de prensa del lanzamiento de TTSA en 2017, la compañía informó cómo estaban trabajando en un Advanced Electromagnetic Vehicles (Vehículos Electromagnéticos Avanzados). Un sistema de transporte que permitiría "reducir drásticamente los límites de viajes actuales" en lo relativo a la distancia y al tiempo, tal y como describió Steve Justice, exdirector de programas avanzados en la rama Skunk Works (Programas de Desarrollo Avanzado) dentro de Lockheed Martin.

Aeronave de TTSA TTSA Omicrono

A lo que añadió: "Imitar las capacidades observadas en fenómenos aéreos no identificados mediante el empleo de un sistema de transmisión que altera la métrica del espacio-tiempo".

También te puede interesar...