Por desgracia, en España hay millones de discapacitados para los que enfrentarse a tareas del día a día se convierte en un auténtico reto. Problemas que en muchas ocasiones están relacionados con poder desplazarse de un lado a otro, ya sea dentro de su propio hogar o en el exterior.

Noticias relacionadas

Con la idea de hacerles la vida un poco más fácil, Toyota y la escuela de negocios ISDI pusieron en marcha los Toyota Startup Awards, premiando las tecnologías innovadoras capaces de permitir que las personas con limitaciones de movilidad se pudieran mover con mayor libertad.

Agustín Martín, CEO de Toyota Connected Europe, y Miguel Ángel Díez Ferreira, director de ISDI Accelerator, comentan a OMICRONO cuáles han sido las cinco startups seleccionadas de entre las más de 200 tecnologías presentadas de 45 países diferentes.

Adiós a la silla de ruedas

Entre esas cinco startups no podía faltar una liderada por españoles, como el caso de ABLE Human Motion. Esta firma de Barcelona ha desarrollado el primer exoesqueleto ligero, fácil de usar y asequible que permite volver a caminar a las personas con parálisis en las extremidades inferiores.

Pese a que, por prudencia, Martín y Díez no han querido dar un precio exacto al exoesqueleto, aseguran que será mucho más barato que los que hay ahora mismo en el mercado. Éste empezará a comercializarse a finales de 2021.

Emocionados nos han relatado cómo una atleta paralímpica (Birgit Skarstein) que usa silla de ruedas se probó el exoesqueleto y comenzó a andar sin haber necesitado siquiera formación previa. No cabe duda de que se trata de una tecnología que podría alegrar la vida a millones de personas.

El robot que ayuda a los ciegos

Otro de los proyectos galardonados proviene directamente de Israel, uno de los países más avanzados tecnológicamente hablando. En este sentido, Seamless Vision ha creado una especie de robot guía que ayuda a las personas con discapacidad visual a desplazarse con autonomía por zonas urbanas.

El dispositivo combina múltiples sistemas sensoriales con módulos de aprendizaje profundo para crear una percepción del entorno similar a la de los humanos. Bautizado como Buddy, el robot tiene como función orientar a los usuarios por la ciudad, ayudarles a explorar nuevos lugares y llevarlos a casa de forma segura.

Prótesis baratas con impresión 3D

Por otro lado tenemos a ProsFit, una startup búlgara que aprovecha las bondades de la impresión 3D para desarrollar y comercializar prótesis accesibles, asequibles y cómodas.

Como podéis ver en el vídeo, un empleado de la compañía se encarga de escanear en 3D la pierna del cliente, tras lo que se encargan de diseñar la prótesis personalizada y enviársela lo antes posible. 

App de espacios accesibles

La cuarta solución tecnológica que cuenta con el apoyo de Toyota es Sociability, con sede en Londres. Se trata de una aplicación, disponible tanto para teléfonos Android como para iPhone, que ayuda a los discapacitados a encontrar lugares accesibles.

App de Sociability. Sociability Omicrono

La idea es que si cualquier discapacitado quiere ir a un hotel, restaurante o comercio, pueda saber con anterioridad si el sitio en cuestión está adaptado, obteniendo así datos sobre si cuenta con rampas, menús adaptados al braille, etcétera.

Alquiler de coches adaptados

Si bien es cierto que las plataformas de coches compartidos están triunfando en ciudades de todo el mundo, también lo es que la mayoría de estos servicios carecen de vehículos adaptados para personas con sillas de ruedas.

Wheeliz. Wheeliz Omicrono

Y ahí es donde hace su aparición la última startup de la lista, Wheeliz. De origen francés, la compañía facilita a cualquier discapacitado el alquiler de coches adaptados a sus necesidades.

Como habéis podido comprobar con estos proyectos apoyados por Toyota e ISDI, la tecnología jugará un papel de gran relevancia en un futuro cercano a la hora de facilitarle las cosas a las personas con determinadas limitaciones físicas. Ojalá se redoblen esfuerzos y podamos hacerle la vida más llevadera a dichos colectivos.