Los estándares de calidad y seguridad que rodean a todo lo que tenga que ver con el mundo aeronáutico hace que se consigan vidas útiles de varias décadas. En todo ese tiempo, aparecen nuevas tecnologías que, por un relativo bajo coste, consiguen ampliar unos cuantos años las capacidades operativas de la aeronave.

Noticias relacionadas

En los aviones comerciales, las actualizaciones más comunes pasan por la renovación del interior de las cabinas de pasajeros, la instalación de nuevos sistemas de entretenimiento o de servicios extras como el WiFi abordo. En cambio, en los aviones militares se instalan nuevos equipos que pueden otorgar cierta ventaja tecnológica en los momentos más delicados o se renuevan elementos existentes por otros mejorados.

Estas mejoras cobran una especial importancia en los aviones caza al estar mucho más expuestos en un supuesto combate que otros aviones dedicados al reconocimiento o transporte. Una de las últimas actualizaciones de esta categoría de aeronaves que se ha hecho público está directamente relacionada con España ya que el Ejército del Aire ha adquirido un lote de 5 radares avanzados desarrollados por un conglomerado de empresas europeas.

Radar de los Eurofighter

El Eurofighter Typhoon es un proyecto de avión caza europeo llevado a cabo por varias empresas de la Unión entre las que se encuentran Airbus, BAE Systems y Leonardo. La primera de ellas, como una de las referentes en la aviación mundial, también será la encargada de proveer del nuevo radar a los cazas de este modelo pertenecientes al Ejército del Aire español.

Eurofighter Typhoon alemán Krasimir Grozev Omicrono

Ha sido la misma Airbus la que ha anunciado en una nota la instalación de 115 radares modelo Captor-E. Las primeras 110 unidades irán a aviones de la fuerza aérea de Alemania y las 5 restantes se instalarán en los aviones españoles a partir del año 2023. Para este cometido, Airbus empleará la planta de Manching (Alemania) y la de Getafe como bases de operaciones mientras subcontratará el desarrollo y la construcción a varias empresas, entre las que se encuentra la también española Indra y la alemana Hensoldt.

Leonardo, uno de los desarrolladores de la tecnología, afirma en la ficha de producto que el campo de visión del Captor-E "es aproximadamente un 50% más amplio que los sistemas de placas fijas tradicionales". Proporcionando importantes beneficios para los combates aire-aire como en los aire-tierra.

Entre las posibilidades que ofrece este nuevo radar, nos encontramos con un rango ampliado de cobertura aire-aire incluyendo una detección y seguimiento de objetivos más rápida. A la vez que se ha mejorado el rendimiento del seguimiento y se ha implementado capacidad simultánea de cobertura aire-aire y aire-tierra

El Captor-E también permitirá a los pilotos disponer de una guía extendida y mejorada de los misiles al tiempo que proporciona mayor disponibilidad operativa. En el apartado monetario, el radar tendrá menor coste en su ciclo de vida y dispondrá de mejoras en el futuro.

Eurofighter Typhoon de entrenamiento de el Ejército del Aire en la base aérea estadounidense de Morón U.S. Air Force Omicrono

Está basado en la tecnología de matriz de escaneado activo (Active Electronically Scanned Array o AESA, de sus siglas en inglés) y está destinada a reemplazar las antenas con direccionamiento mecánico y los transmisores de alta potencia instalados en los Eurofighter actuales. Euroradar, el consorcio europeo que está detrás, afirma que sus sistema en matriz proporciona capacidades radar simultáneas, como la supervivencia en el aire o el control de armas en situaciones aire-aire y aire-tierra.

"El contrato para el radar Captor-E es un logro principal para equipar al Eurofighter Typhoon con sensores que aseguren tanto el dominio actual de la aeronave como también en futuros escenarios con nuevas amenazas", declaró Drik Hoke, CEO de Airbus Defence and Space. "Con el Eurofighter, Alemania y España están invirtiendo en el fortalecimiento tanto de la defensa aérea europea como en el proyecto líder de la industria europea de defensa".

Eurofighter Typhoon español del Ala 14 Ejército del Aire Omicrono

Según ha publicado Airbus Defence en Twitter, el sistema Captor-E posee más de 200 kilómetros de rango operativo con un ángulo de visión permanente de 200 grados gracias a la antena rotatoria instalada en el morro del caza.

El Eurofighter Typhoon español

El Eurofighter es uno de los aviones más reconocibles de todo el Ejército del Aire de España. Su construcción en 'ala delta' le otorga una excelente maniobrabilidad y se desarrolló en respuesta a los cazas estadounidenses y rusos de los años 90.

Actualmente el avión se encuentra en su tercera versión desde el año 2013 acumulando más de 550 pedidos de países europeos y del resto del mundo. Este caza, uno de los más modernos gracias a sus nuevas versiones, cuenta con dos motores con postquemador, un peso máximo al despegue de 23.500 kilogramos, velocidad máxima de Mach 2 (dos veces la velocidad del sonido), una autonomía que va desde los 600 kilómetros a los 3.700 (dependiendo de los requerimientos) y un techo de vuelo de casi 20.000 metros.

Eurofighter Typhoon español del Ala 11 Ejército del Aire Omicrono

Indra, la misma que encabeza el proyecto de Captor-E, posee una amplísima experiencia en este avión. Es la encargada de proveer gran parte de la electrónica a nivel de hardware y software de la versión española del Eurofighter así como de algunos sistemas esenciales como el piloto automático o el encargado de control de armas.