Varios vídeos han salido a la luz de un espectacular accidente en el que un Tesla se estrella a toda velocidad contra un camión; lo llamativo es que el camión había volcado y el Tesla no hizo intento alguno de parar.

Noticias relacionadas

Tesla es famosa por ir contra corriente respecto al resto de la industria. En algunos casos le ha salido bien, como con la apuesta por los coches eléctricos que ahora ha demostrado ser la correcta, después de que el hidrógeno prácticamente haya sido abandonado y estemos empezando a ver más cargadores, incluso en España.

En otros aspectos, aún está por ver si la compañía de Elon Musk tomó las decisiones correctas. Es el caso del Autopilot, y la manera en la que funciona: sólo con las cámaras ya instaladas en el coche, capaces de capturar el entorno, que es analizado por el ordenador de a bordo.

Vídeo: un Tesla se estrella contra un camión

Ahora un fuerte accidente de un Tesla, que hubiera tenido el Autopilot activo según las primeras fuentes, ha vuelto a poner en evidencia el funcionamiento de su funcionalidad estrella.

El choque ocurrió el día de ayer en una autopista de tres carriles de Taiwán, donde un camión volcó después de perder el control, ocupando el carril izquierdo y el central. Por lo que se aprecia en los vídeos, la carretera no estaba muy coupada, pero todos los vehículos que pasaron pudieron evitar al camión accidentado sin problemas.

Eso cambió cuando un Tesla Model 3 llegó a la escena, a una velocidad considerablemente superior a la del resto de vehículos, que habían frenado como precaución. De hecho, la velocidad del Tesla no baja incluso cuando es evidente que se está acercando peligrosamente rápido al camión.

El Tesla sigue hacia adelante, incluso aunque una persona (presumiblemente el conductor del camión) intenta advertir al conductor a unos 20 metros del accidente. Sólo entonces vemos una reacción, pero no es la que queremos ver: una de las ruedas delanteras parece bloqueada, a tenor del humo blanco que sale.

Tanto Autopilot como el frenado automático habrían fallado

Pero es demasiado tarde. El Tesla impacta de lleno contra el camión. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas en un accidente que podría haber sido mucho peor de lo que fue. Y es que, según se aprecia en las fotografías de después del accidente, los airbags no se activaron.

Aún no tenemos todos los detalles de este accidente, pero las primeras fuentes afirman que el conductor estaba usando el Autopilot, que no habría sido capaz de reconocer el camión. El conductor habría estado distraído, y sólo se habría dado cuenta de la presencia del camión en el último momento, cuando la persona en la carretera le avisó.

Incluso aunque el Autopilot no estuviese activo, los Tesla tienen otras medidas de seguridad como el frenado de emergencia automático, que también habría fallado, o como mínimo, se habría activado demasiado tarde.

Muchos fabricantes ya están desarrollando coches semi-autónomos o completamente autónomos, y la mayoría tienen en común el uso de sistemas LiDAR, que dependen de radares y sensores; en cambio, los Tesla sólo usan cámaras, una decisión que ha recibido críticas de sus rivales.