Existen pocas personalidades más extravagantes en el sector tecnológico que John McAfee, y eso ya es decir. Su apellido es bien conocido por todo el mundo gracias a la compañía que fundó, McAfee; aunque ya hace tiempo que no tiene nada que ver con ella.

Noticias relacionadas

De hecho, hay veces que pensamos si no sería mejor para la empresa cambiar de nombre completamente; porque desde su marcha, John se ha visto involucrado en todo tipo de polémicas.

Por ejemplo, cuando se le metió en la cabeza que debía "atrapar" al creador de Bitcoin, conocido con el alias "Satoshi Nakamoto". John McAfee fue hasta sospechoso de asesinato en el país sudamericano de Belice, huyendo como si estuviese en una película. Y ahora, esta personalidad ha puesto sus miras en España.

John McAfee versus coronavirus en España

En efecto, John McAfee ha decidido que una España en estado de alarma por el coronavirus es el mejor lugar para encontrar nuevas "oportunidades", como las llama. Y piensa contar toda su experiencia, con pelos y señales, en su cuenta de Twitter.

McAfee es uno de los muchos extranjeros que están en el "lugar equivocado y en el momento equivocado", como él mismo afirma. Estaba en Cataluña cuando se declaró el estado de alarma, y ahora se encuentra "tirado" en un lugar "de locura". Aunque a tenor de sus mensajes, cabe preguntarse de dónde proviene esa locura.

Y es que los mensajes publicados parecen el testimonio de alguien muy perdido y confundido. Si sabes un poco de inglés, lo recomendable si quieres pasar el rato es leer los mensajes publicados en las últimas horas; aunque comprendemos que no quieras hacerlo para conservar tu salud mental.

"Es un Apocalípsis", asegura McAfee consternado por las calles vacías resultado del estado de alarma. Podríamos preguntarnos qué hace él caminando por las calles en una situación semejante, pero nos resulta más preocupante que ni siquiera sepa lo que está pasando.

Y es que McAfee afirma que España ha aplicado la ley marcial total; y no solo lo dice una, sino en varias ocasiones. Pese a esta supuesta ley marcial, él es capaz de seguir recorriendo parques de niños y entrar a comprar en un supermercado.

Claro, que esto último no sale como él tenía planeado. Una "triste bolsa de macarrones, tan abandonada, querida por nadie", es lo que encuentra un poético McAfee. Bueno, y papel higiénico, que él mismo se sorprende de haber podido encontrar.

No todo provoca lágrimas. McAfee también afirma que ha visto a personas ayudando a otras; pero, incapaz de contenerse, también filosofa: "cuando la gente no se pueda ayudar a si mismo, ¿entonces qué?".

No hagas lo mismo que McAfee

La melancolía de John McAfee continúa incluso cuando busca un lavabo; una tarea que le resulta imposible, así que decide enviar un mensaje rebelde haciendo sus necesidades justo enfrente de un McDonald's cerrado.

Todo un acto de libertad, posible gracias a que no se encontró a las autoridades; algo que él mismo reconoce que es raro, aunque no lo suficiente como para dejar de llamar a la situación "ley marcial total".

John McAfee no solo se está saltando las restricciones de movimiento impuestas por el gobierno; también está potencialmente llevando el coronavirus a las ciudades más pequeñas.

Su viaje empezó en Barcelona, y ahora está viajando hacia el sur para encontrar esas indefinidas "oportunidades". Como por ejemplo, un parking vacío. El mundo perdió un artista cuando John McAfeee decidió hacer un antivirus.