Tecnología

Dime cuánta batería tienes en el móvil, y te diré cómo eres

Un nuevo estudio detalla cómo los iconos de la batería de nuestros dispositivos nos definen, y cómo han cambiado nuestra percepción del tiempo y el espacio.

Noticias relacionadas

¿Cuántas veces habrás visto que te queda poca batería en el móvil y has empezado a correr o a darte prisa en terminar lo que estabas haciendo? Incluso si no ibas a usar el móvil, el mero hecho de que se te pueda apagar te hace entrar en pánico, aunque no te des cuenta.

El efecto que un simple icono tiene sobre nuestra vida diaria no puede ser subestimado, y en eso se basa el último estudio de la Cass Business School, que estudió el comportamiento de los londinenses dependiendo de la cantidad de batería que tenía su móvil.

No es sólo que la cantidad de batería que tengamos defina nuestra vida y nuestro comportamiento; es que puede servir para catalogarnos en distintos tipos de personalidades.

La cantidad de batería que tienes te define

El estudio confirma que estamos cambiando la manera en la que percibimos el tiempo y la distancia, y todo por "culpa" de los smartphones. Por ejemplo, cada vez más gente asocia largas distancias a recorrer con la batería restante en su dispositivo; ya no pensamos en que nos quedan 10 km por recorrer, o 10 paradas de autobús, sino la cantidad de batería que gastamos en ese tiempo, por ejemplo.

La cantidad de batería que tenemos influye en nuestro comportamiento, y no sólo porque tengamos que usar el móvil; es algo psicológico y que nos afecta. Por ejemplo, para los voluntarios estudiados tener la batería al 100% era sinónimo "Ok, genial", y se sentían capaces de enfrentarse al día. En cambio, al 50% empezaban las preocupaciones, y al 30%, sentían que "ya se había acabado la diversión".

Esto incluso puede afectar a las relaciones personales; por ejemplo, cómo se decide quién recarga primero el móvil, o quién coge el enchufe de al lado de la cama en el caso de parejas, por ejemplo. Según el estudio, estamos empezando a identificarnos a nosotros mismos y a otras personas en relación a la batería que tenemos.

Esto puede ayudar a identificar el tipo de persona que somos, dependiendo del estado de nuestra batería y de lo que hacemos con ella. Por ejemplo, si estamos constantemente comprobando el nivel de la batería, y recargando el móvil a la más mínima oportunidad, somos unos "control freak", algo obsesionados y planificadores, e incluso podríamos tener trastornos obsesivos-compulsivos.

En cambio, si ignoramos la batería y dejamos que nuestro móvil se apague, podemos ser desorganizados, e incluso frustrantes y desconsiderados con otras personas. De hecho, la gente ve a estas personas como desconectadas de las normas sociales, o incluso incompetentes socialmente hablando.

El hecho de que no puedes gestionar la batería de tu móvil demostraría para estas personas que no puedes hacer lo propio con tu propia vida. Duras palabras, pero, ¿las compartes?