Estamos acostumbrados a conocer cientos y cientos de novedades tecnológicas. Móviles cada vez más potentes, ordenadores ligerísimos con varias pantallas, coches eléctricos, robots que cada vez se parecen más a los humanos, etcétera.

Noticias relacionadas

Podríamos seguir así infinitamente, sin embargo, las innovaciones tecnológicas que más nos alegran son las relacionadas con la salud. Hay millones de personas en todo el mundo que sufren por sus dolencias y la tecnología de vez en cuando les hace la vida un poco más fácil.

Muchas compañías trabajan a destajo para mejorar esas vidas y una de ellas es Intel. El gigante de la tecnología acaba de anunciar que está inmerso en un proyecto que pretende usar la IA para curar lesiones de médula espinal. ¡Os contamos todo!

IA para curar la médula espinal

Intel ha publicado un comunicado oficial en el que explica que está colaborando con la Universidad de Brown (Estados Unidos) con la idea de emplear la Inteligencia Artificial para restaurar el movimiento y el control de la vejiga a personas que hayan sufrido parálisis tras tener lesiones graves de médula espinal.

Intel

Ambas entidades trabajarán codo con codo en un programa que durará dos años. En él, los investigadores registrarán las señales motoras y sensoriales de la médula espinal, además de utilizar redes neuronales artificiales para que éstas aprendan cómo estimular la zona del cuerpo afectada por una lesión para que ésta vuelva a la normalidad.

Para hacer todo este seguimiento, los cirujanos implantarán electrodos en ambos extremos del lugar de la lesión del paciente, creando una especie de bypass inteligente que permitirá que los nervios cortados se comuniquen entre sí en tiempo real. Los científicos emplearán el software de código abierto de Intel y su hardware para cumplir con los requisitos en tiempo real de esta aplicación.

Dar una nueva vida a los afectados

David Borton, profesor de la Universidad de Brown, asegura que escuchar por primera vez los circuitos espinales alrededor de la lesión y luego tomar medidas en tiempo real aportará nuevos conocimientos sobre la médula espinal y acelerará la creación de nuevas terapias.

No olvidemos que las lesiones de médula espinal son absolutamente devastadoras, ya que el cuerpo humano no puede regenerar las fibras nerviosas cortadas. Esto quiere decir que una lesión en dicha zona puede provocar parálisis.

Si Intel consigue lo que se ha propuesto mejoraría la calidad de vida de millones de personas de todo el mundo. Solo en Estados Unidos se estima que hay alrededor de 291.000 personas con lesiones de la médula espinal y más de 17.000 casos nuevos cada año. Desgraciadamente, más del 30% de esos casos terminan en tetraplejia o paraplejia completa. Ojalá Intel logre su objetivo.