Si hablamos de coches híbridos, tenemos que hablar de Toyota. El fabricante japonés fue uno de los primeros que apostó por la electricidad, con el lanzamiento del Prius.

Noticias relacionadas

Mucho ha llovido desde entonces, y cada vez hay más coches completamente eléctricos; pero mientras tanto, Toyota sigue centrada en los híbridos, considerando que aún no es el momento de dar el salto. El C-HR fue un paso más, un crossover urbano muy atractivo, que por fin ha sido renovado.

Y digo "por fin" porque llevamos muchos meses escuchando rumores sobre una renovación del C-HR; finalmente los cambios no han sido tan grandes como algunos esperábamos, al menos no en el exterior.

El nuevo Toyota C-HR por fin está aquí

El C-HR sigue teniendo un diseño muy agresivo, que incluso se ha acentuado con esta nueva versión. Las formas son más deportivas, manteniendo ese pequeño alerón trasero en la parte superior que ahora parece haber sido extendido; las luces traseras ahora forman un segundo "spoiler" al estar conectadas por una barra de luz, mejorando la aerodinámica.

En la parte delantera, el labio inferior ahora está pintado del color de la carrocería, por lo que da una sensación más elegante y no tan bruta como antes. Al fin y al cabo, este no es un coche para salir al campo; su diseño deportivo y sus formas están diseñadas para mejorar la autonomía, no para rascar segundos en el crono.

Toyota

Esta renovación ha sido la excusa ideal para implementar nuevas tecnologías. En el exterior, las nuevas luces son LED, y también se han rediseñado para formar una línea que ocupa todo el frontal.

En el interior, la gran novedad es la implementación de un nuevo sistema multimedia compatible con Apple CarPlay, y por fin, Android Auto, después de que Toyota haya anunciado que dará soporte al sistema de Google.

Toyota

Pero todos esos son detalles mínimos, si somos sinceros. El verdadero motivo para optar por el nuevo C-HR respecto al anterior no se ve a simple vista: ahora es más potente.

Hasta ahora, la única opción para el C-HR era un motor híbrido de 120 caballos, muy poco para el aspecto deportivo del coche. Toyota ha solucionado eso con un nuevo motor de 184 caballos Hybrid Dynamic Force. Está basado en un motor de combustión de 2.0 litros unido a un motor eléctrico de potencia aún no anunciada.

Pero Toyota afirma que el rendimiento aumentado no significa que este C-HR sea menos eficiente. De hecho, aún no tenemos datos de consumo, pero las emisiones de CO2 se quedan en sólo 118 gr/km en ciclo WLTP. El motor antiguo seguirá estando disponible como la versión base.

Toyota

También se ha trabajado en la suspensión, mejorando la comodidad pero sin sacrificar el manejo, gracias en parte a que la dirección se ha "tuneado" buscando una mejora en las sensaciones.

Aún no conocemos el precio del nuevo C-HR, aunque en su versión básica esperamos cifras similares a los 25.000 € por los que está disponible el original.