Hermeus 2

Hermeus 2

Tecnología

De París a Nueva York en 90 minutos, con un nuevo avión supersónico

Pronto podremos disfrutar de un nuevo avión supersónico que promete grandes cosas, como volar de París a Nueva York en 90 minutos.

Noticias relacionadas

Vale, quizás no tengamos aún esos coches voladores que nos han prometido los memes. Pero en diversos campos ya disfrutamos de transporte que si bien, aún no pueden volar, sí que son extremadamente rápidos. Y el futuro prometo mucho en este apartado, ya que se podrían dar situaciones tan extrañas como ir de un país a otro en cuestión de minutos. Eso es lo que promete Hermeus, una startup aeroespacial. De hecho, siendo más concretos, promete llevarnos desde París a Nueva York en 90 minutos.

El avión supersónico de Hermeus nos promete ir desde París a Nueva York en menos de 2 horas

Hermeus 4

Hermeus 4

El concepto inicial que ha presentado Hermeus nos habla de un avión supersónico comercial que podría alcanzar velocidades de auténtico infarto. ¿Cómo podemos viajar desde lugares tan dispares a otros en tan poco tiempo? El concepto nos asegura que este avión irá a una velocidad de Mach 5, equivalente a unos 6174 kilómetros por hora. Esta velocidad es doblemente superior a la del mítico Concorde. El tiempo actual de viaje entre estos dos lugares es de 7 horas, por lo que reduciríamos drásticamente el tiempo de espera.

Hermeus asegura que ya ha recaudado algo de financiación sin especificar la cantidad. Este anuncio se produce 3 años después de que Boom Supersonic, otra firma, dejara claro que quería desarrollar los aviones comerciales más rápidos del mundo. En enero del año 2019, Boom recaudó más de 140 millones de dólares para el avión Overture, previsto para viajar a Mach 2.2. Por lo tanto, el concepto de Hermeus sería más del doble de rápido que su principal rival.

Hermeus 3

Hermeus 3

No obstante, las palabras de Skyler Shuford, director de operaciones de la compañía, rebajaron un poco el hype. Tal y como cuentan en Ars Technica, la creación de este vehículo dependerá principalmente de la tecnología y los materiales extistentes, por lo tanto, es posible que no veamos ni de lejos este avión terminado pronto. En palabras del mismo Shuford: “No nos estamos metiendo en nada demasiado milagroso”.

Estos materiales serán, entre otros, titanio y el sistema de propulsión funcionará con un motor de ciclo combinado basado en turbina. En los próximos 5 años, Hermeus espera trabajar en un prototipo de demostración capaz de alcanzar la velocidad de Mach 5. Los aviones comerciales con esta potencia se esperan para aproximadamente una década.

Los fundadores de Hermeus son ex miembros de SpaceX y Blue Origin, dos titanes en la industria. Los cuatro fundadores originales vienen de Generación Orbit, una compañía que desarrolló un avión cohete hipersónico y otras tecnologías espaciales nuevas. Quedará mucho hasta que veamos este sueño hacerse realidad, pero el poder reducir hasta límites tan irrisorios los tiempos de vuelo en un futuro supondrá un gran paso para la sociedad si hay suerte.

Imagen de portada | Hermeus