Robot Sofía 1

Robot Sofía 1

Tecnología

Así es la programación para niños enseñada por una muñeca robótica inquietante

Os presentamos a la muñeca robótica especializada para enseñar programación para niños y mucho más. Eso sí, no da muy buena espina...

Noticias relacionadas

Si alguna vez te ha interesado el tema de la programación para niños y su aprendizaje, quizás hayas buscado métodos alternativos para que los más jóvenes de la casa se inicien en este “arte”. Pero nada de ello se acercará a lo que ves sobre estas líneas: una muñeca robótica llamada Little Sophia, que se encargará de enseñar a tus niños a programar y muchísimo más. Y sí, da un miedo considerable.

Little Sophia, la inquietante muñeca robótica que enseña a programar

Esta muñeca llamada Little Sophia es un híbrido, a grandes rasgos, entre un robot, una muñeca y una maestra de programación. De hecho ese es su cometido y por el cuál fue creada; enseñar idiomas de programación como Blockly y Python y programar la muñeca usando estos lenguajes. Este proyecto, dirigido a menores de entre 7 y 13 años, tiene como objetivo que los niños (y en especial las niñas) desarrollen un interés en los campos STEM (química, informática, tecnología de la información, ingeniería, ciencias de la Tierra, ciencias de la vida, ciencias matemáticas, física, astronomía, psicología o ciencias sociales.)

Este robot mide unos 36 centímetros de alto y tiene una cara humana emulando al de una muñeca. En la parte de atrás tiene una ventana en la que muestra toda la robótica que hay en su interior, y aunque su voz es un poco artificial y no suena creíble, el robot tiene un aspecto increíble. Aunque disculpando el chiste, nos parece más una Bratz con el cuerpo híbrido entre Iron Man y Spiderwoman.

Según Hanson Robotics, la empresa detrás de Little Sophia, esta robot está diseñada para incluir muchas de las funciones de un robot de tamaño completo, aunque su listado de características es bastante común. Podemos vestirla como queramos con realidad aumentada, puede rastrear y reconocer rostros, caminar y bailar además de responder a comandos de voz y tener una conversación, contar chistes, etcétera.

Robot Sofía 4

Robot Sofía 4

El problema de Little Sophia es que su rango de acción es limitado. Hay otras alternativas en el mercado que también están despegando como Cozmo o Vector y hacen más o menos lo mismo. Además existen cientos de robots por ahí con un aspecto más amigable (como Spidermans, orugas, etcétera). Además, está naciendo en Kickstarter y aunque van viento en popa, aún tienen trabajo que hacer.

Little Sophia busca recaudación en Kickstarter, habiendo recaudado ya casi la mitad de su presupuesto de 75 000 dólares quedando unos 59 días restantes. El precio de salida al mercado será de unos 150 dólares, pudiéndose comprar en la página de micromecenazgo por unos 99 dólares. No es una robot perfecta, pero sí que  es un nuevo paso hacia la estandarización de los robots en los hogares.