esquizofrenia

esquizofrenia

Tecnología

Esquizofrenia, la enfermedad del Homo sapiens

Esquizofrenia y evolución tienen una relación mayor de lo que creíamos; Esta enfermedad mental es el resultado de la divergencia hacia el Homo sapiens.

Noticias relacionadas

La tarea de rastrear el origen de la esquizofrenia puede haber llegado a su fin, remontando su aparición tras la divergencia del Homo neanderthalensis.

Los trastornos y enfermedades que tienen cómo diana el cerebro son en su gran mayoría un misterio. Suelen ser difíciles de identificar, se confunden entre ellos y el origen suele ser muy difuso. Así es el caso de la esquizofrenia, una enfermedad de la que se desconoce la causa pero de la que se ha podido llegar a comprender que la genética participe significativamente.

A lo largo de la historia muchos personajes importantes han padecido severos trastornos de la conducta y comportamiento que hoy habríamos entendido por esquizofrenia, cómo el caso del pintor Vincent Van Gogh. Pero, ¿en qué fecha podemos realmente situar el origen de esta enfermedad? ¿quiénes fueron los primeros esquizofrénicos? ¿hay relación entre esquizofrenia y evolución?

Esquizofrenia y evolución, un efecto secundario

esquizofrenia2

esquizofrenia2

Para resolver nuestras dudas los investigadores de la Universidad de Oslo y la Universidad de California han publicado un estudio en Biological Psychiatry que señala que la esquizofrenia apareció tras divergir del Homo neanderthalensis, por lo tanto sería una consecuencia más de los cambios que sufrió nuestro cerebro en complejidad durante la evolución.

Para llegar a esta conclusión los investigadores echaron un vistazo al genoma de nuestro primo lejano el hombre de Neardenthal. A partir de ahí, realizaron una búsqueda de las regiones del genoma que hayan podido participar en la aparición de la esquizofrenia durante la evolución humana.

El cerebro humano no deja de parecerse a un ordenador; a mayor complejidad pueden realizar muchas más tareas y de mayor dificultad, pero también estamos expuestos a más riesgos (hace quince años, ¿quién se preocuparía por jugar a menos de 60 fps?). Así le ha ocurrido con las enfermedades mentales, siendo una consecuencia de las “prestaciones” que ha adquirido el cerebro.

Los genes de la esquizofrenia

genoma

genoma

Comparando información sobre el genoma humano actual con el del Neardenthal, los investigadores pudieron comprobar que regiones no estaban presentes en el otro y viceversa. Teniendo cómo referencia los patrones genéticos que aparecen con la esquizofrenia, se localizaron zonas que se volvían positivas para la enfermedad en el humano actual.

El grupo de genes de este tipo se conoce cómo loci de riesgo, y en la esquizofrenia todo apunta a que aparecen con la divergencia del genoma Neardenthal, hacia sus parientes más complejos.

Con este estudio nos dejan un sabor agridulce en la boca si pensamos en la evolución humana. Todo estado evolutivo superior hace que nos expongamos a nuevos riesgos, cómo ocurre con la esquizofrenia y el Homo sapiens. Si seguimos evolucionando, ¿qué precio tendremos que pagar en el futuro?