bioimpresora 3d 1

bioimpresora 3d 1

Tecnología

La primera bioimpresora 3D que puede crear reemplazos para nuestro cuerpo

Investigadores han creado la primera bioimpresora 3D que puede crear reemplazos para nuestro cuerpo.

Noticias relacionadas

Con la nueva bioimpresora 3D creada por investigadores de la Universidad Wake Forest es posible crear algo más que prótesis, son reemplazos casi perfectos de partes del cuerpo que hayamos perdido.

La impresión 3D sigue demostrando que es el futuro para crear cualquier cosa que se nos pueda imaginar, incluso una oreja. Sí, una oreja perfectamente funcional que no provoca rechazo y que tiene el tamaño que debería.

Todo eso es algo que, hasta ahora, no era posible. Hemos visto muchos ejemplos de prótesis creadas con impresoras 3D, pero eran eso, prótesis de materiales extraños al cuerpo humano que intentaban disimilar una herida o una enfermedad.

Creando orejas y músculos según los necesitemos

Lo que el equipo de la Wake Forest ha conseguido va mas allá, y por eso se atreven a decir sin miedo que esta es la primera vez que se consiguen crear estructuras capaces de sustituir tejidos humanos.

La bioimpresora 3D crea para ello una estructura de varias capas, siendo capaz de crear hueso, cartílago y músculos; esta estructura está lista para ser implantada en animales en meses o incluso semanas, dependiendo de su complejidad. Sí, por el momento el estudio sólo ha comprobado el efecto que tienen estas prótesis en animales, pero se espera que también puedan ser transplantados a seres humanos.

La mayor innovación del estudio es sin duda alguna que han conseguido crear una estructura de polímero biodegradable con células vivas; hasta ahora el gran problema es que cuando las células pasan por la boquilla de la impresora, no suelen sobrevivir. Los investigadores han conseguido solventar ese problema.

Esta bioimpresora 3D soluciona muchos de los problemas de la impresión de tejidos

bioimpresora 3d 2

bioimpresora 3d 2

Otro problema que suele aparecer en este tipo de estructuras es que no suelen ser estables, no lo suficiente como para implantarlas. Para solucionarlo los investigadores han ideado un molde externo que aguanta la estructura hasta que esta se solidifica; además, la estructura cuenta con pequeños agujeros gracias a los cuales el oxígeno llega a las células del interior y estas pueden multiplicarse y formar los tejidos deseados.

En las pruebas los investigadores crearon un trozo de mandíbula humana, una oreja, y tejido muscular. Los implantaron en ratones y ratas, y después de unas semanas descubrieron que el tejido sintético se había integrado con los tejidos propios del animal y funcionaban perfectamente.

bioimpresora 3d 3

bioimpresora 3d 3

Este es todo un avance para que en el futuro podamos crear piezas del cuerpo a medida, que se adapten a nuestro cuerpo como si hubiésemos nacido con ellas.