Ya se estaba rumoreando desde hace semanas, pero al fin se ha hecho oficial: Windows 10X no será real. El que iba a ser el sistema operativo de Microsoft pensado para tablets con doble pantalla y dispositivos de bajas especificaciones se ha dado de bruces con una cancelación oficializada por la propia Microsoft.

Noticias relacionadas

Porque no, esta vez no hablamos de rumores. Ha sido la propia Microsoft la que ha hecho el anuncio oficial, condenando a esta nueva versión de Windows. Desde la empresa de Redmond aseguran que todo lo aprendido durante el desarrollo de Windows 10X les servirá para mejorar tanto Windows 10 como sus aplicaciones y componentes.

Y hay un daño colateral en esta historia: la Surface Neola que iba a ser la primera tablet con doble pantalla de Microsoft. Su desarrollo dependía de forma directa de Windows 10X, y con la cancelación de este software su futuro queda pendiente de un hilo.

Windows 10X es cancelado

Nuevo menú de inicio de Windows 10X Windows Central

Windows 10X iba a ser el equivalente a Chrome OS, el sistema operativo de Google para Chromebooks y para tablets propietarias de los de Mountain View. La gracia de Windows 10X es que además de servir para ese mismo fin (el de alimentar a dispositivos de bajas características) estaría preparado para soportar una doble pantalla, con funciones especiales.

Con su cancelación, lo único que queda por ver es qué elementos del desarrollo de Windows 10X se mostrarán de forma palpable en Windows 10, que seguirá siendo el sistema operativo de referencia de Microsoft. De hecho, los últimos meses han estado marcados por rumores referenciando a cambios en la interfaz de Windows 10, por lo que no sería de extrañar que viéramos estos cambios más pronto que tarde.

Qué es Windows 10X: ¿puedes instalar el nuevo sistema de Microsoft? Microsoft

La Surface Neo es la gran incógnita, ya que Microsoft no la menciona en ningún momento. Desgraciadamente los rumores arrojados en las últimas semanas también hablaban de una posible cancelación de este dispositivo, y tendría sentido ya que Windows 10 no está específicamente preparado para soportar una doble pantalla como tal.

Lo único que se puede esperar de esta decisión es que la idea que manejaba Microsoft con Windows 10X, que era la de otorgar más ligereza y simplicidad a la interfaz del sistema, acabe reflejándose en futuras actualizaciones de Windows 10 estándar. Tendremos que esperar a los meses posteriores para ver qué ocurre a continuación.

También te puede interesar...