Cuando Microsoft lanzó Windows 10 en España, lo hizo avisando de que posiblemente, este iba a ser su último sistema operativo; la razón está en el calendario de actualizaciones constantes, que modernizan el sistema según sea necesario.

Noticias relacionadas

Tradicionalmente, Microsoft ha lanzado los llamados 'Service Packs' a mitad de vida de cada sistema operativo, como una manera de introducir novedades sin necesidad de esperar a la siguiente versión de Windows.

Con Windows 10, eso cambió, y ahora Microsoft lanza dos grandes actualizaciones anuales. La última fue la versión 20H2, la actualización de octubre que trajo consigo varias novedades, aunque también muchos fallos.

Nueva versión de Windows 10

Curiosamente, hasta ahora Microsoft no había anunciado la siguiente versión de Windows 10. Todo el mundo sabía que iba a llegar, por supuesto, y los usuarios del programa Windows Insider, que permite usar la versión en desarrollo de Windows, ya están probando algunas de las novedades; pero oficialmente, no ha sido hasta hoy que Microsoft ha reconocido que será lanzada.

Es algo raro, teniendo en cuenta que en pasadas ocasiones Microsoft se ha molestado en subir las expectativas de los usuarios con anuncios y artículos en su página oficial. Ahora, sabemos por qué.

La próxima versión se llamará Windows 10 version 21H1 y estará basada en la versión actual, la versión 20H2. Así lo ha confirmado Microsoft en una nota dirigida a fabricantes de hardware.

De hecho, el motivo por el que Microsoft ha avisado primero a estos fabricantes es porque los cambios son tan suaves que la firma digital de los drivers no cambiará; por lo tanto, todos los dispositivos que ahora funcionan con Windows, seguirán funcionando sin tener actualizar los drivers.

Sin cambios importantes

Que los mismos drivers funcionen indica que Microsoft no va a introducir cambios importantes en el funcionamiento Windows 10 que puedan provocar incompatibilidades con los actuales. Internamente, Windows 10 será igual.

Eso no significa que la nueva versión no vaya a traer cambios. Es posible, y probable, que Microsoft introduzca muchas mejoras, e incluso alguna nueva funcionalidad, pero todas serán pequeñas y no afectarán seriamente a la experiencia general.

Por el momento, Microsoft no ha aclarado qué es lo que incluirá la nueva versión de Windows 10, pero juzgando por los cambios introducidos en Windows Insider, todo apunta que la app de Configuración de Windows 10 será la que más cambie. Por ejemplo, se espera un nuevo menú para la configuración de la batería en equipos portátiles.

El lanzamiento de Windows 10X ha afectado a Windows 10 Windows Omicrono

Microsoft tampoco ha explicado porqué Windows 10 21H1 será tan simple, pero eso es más obvio: este año se espera el lanzamiento de Windows 10X, una versión que originalmente estaba diseñada para dispositivos de dos pulgadas, pero que ahora también se espera en portátiles de bajo coste. En medio de una pandemia, es posible que Microsoft prefiera centrarse en un Windows a la vez.