Los españoles solemos hacer una cosa que no es una muy buena idea si queremos respetar nuestra privacidad: abrir sesiones de WhatsApp por todos lados. En móviles, ordenadores, tablets... Solemos abrir muchas sesiones a la vez para así tener WhatsApp en todos los dispositivos posibles mientras llega la esperada función de uso simultáneo.

Noticias relacionadas

Pero, ¿qué pasa si sufrimos un ataque en uno de estos dispositivos o alguien tien acceso a ellos? Es más, ¿qué podemos hacer si hemos perdido ese dispositivo y queremos cerrar la sesión que abrimos en él? Nuestro WhatsApp estará vendido. Sin embargo, existe un truco para que esto no ocurra.

Sólo te llevará unos minutos conocer cómo cerrar todas las sesiones de WhatsApp Web para cancelar el posible acceso a tu cuenta de cualquier dispositivo. Lo mejor: es especialmente fácil hacerlo. Y sí, es tremendamente sencillo hacerlo.

Cómo cerrar sesiones 

Existe un proceso totalmente oficial y cómodo que nos permitirá poder cerrar de un plumazo todas las sesiones de WhatsApp Web abiertas. Estas sesiones también se aplicarán a las apps de escritorio abiertas en nuestro ordenador, ya sea con la app de Mac, Windows, etcétera. El proceso es tremendamente sencillo, con un par de pasos a seguir:

Proceso de cerrar todas las sesiones. Manuel Fernández Omicrono

  • Abre WhatsApp, y pulsa sobre los 3 puntitos de la parte superior izquierda.
  • Pulsa sobre "WhatsApp Web". En el menú aparecerán todas las sesiones que has abierto de WhatsApp Web.
  • Pulsa sobre el botón "Cerrar todas las sesiones". Confirma.
  • ¡Listo! Se cerrará el acceso de WhatsApp a todos tus dispositivos anteriormente enlazados.

En ellas además podremos ver en qué dispositivos tenemos una sesión abierta, desde qué ubicación, en qué sistema operativo y cuándo realizamos la última actividad. Así podremos saber en qué gadgets hemos tenido una sesión abierta y cuándo.

¿Para qué me sirve esto?

Es muy común ir abriendo sesiones en distintos ordenadores, por ejemplo de amigos, familiares, etcétera. Los usuarios normalmente nos acordamos de cerrar esas sesiones antes de salir del dispositivo, pero en ocasiones se nos olvida. Sobre todo en casos como la venta del dispositivo o en los momentos en los que le dejamos el aparato a un amigo o familiar.

Con este pequeño acto nos aseguramos de varias cosas. La primera es de mantener a raya los dispositivos que tengan acceso a tu WhatsApp, y la segunda es que así evitamos que terceras personas puedan espiarnos. Además, el método es sencillo y nativo; no necesitamos instalar absolutamente nada y podemos hacerlo de forma remota.

Si no quieres cerrar las sesiones de golpe, siempre puedes cerrar una a una las que necesites. No obstante, no se explica qué ordenadores tienen dicha sesión abierta, por lo que si tienes muchos dispositivos vas a ir un poco a ciegas para encontrar dicha sesión. Es recomendable hacer este proceso o regularmente o si tenemos muchas sesiones abiertas, máxime si creemos que alguna de estas puede estar sirviendo como puerta para gente demasiado cotilla.

Más trucos de WhatsApp: