El periodo de cuarentena al que nos hemos visto obligados por la expansión del coronavirus está teniendo consecuencias directas en el funcionamiento de Internet. Nunca tanta gente se había conectado y solicitado tantos datos al mismo tiempo.

Noticias relacionadas

Conforme avanzan los días, esto puede ser un auténtico problema, y así lo declaró ayer la Comisión Europea, en un llamamiento para las empresas tecnológicas. Y el sector ha respondido rápidamente.

En apenas 24 horas, dos de los grandes servicios de streaming de vídeo, Netflix y Youtube, han anunciado medidas para rebajar la calidad de sus emisiones y así necesitar menos ancho de banda. Y ahora le ha tocado el turno a Amazon.

Amazon Prime Video cambia por el coronavirus

Puede que Prime Video no sea tan popular como las otras dos alternativas mencionadas, pero sigue siendo una parte importante del sector. Además, como tenemos acceso a Prime Video si tenemos una suscripción a Amazon Prime, realmente no hay excusa para no disfrutar de este servicio.

Lo malo es, por supuesto, que mucha gente ha pensado lo mismo. Es por eso que Amazon ha anunciado que ya ha empezado a bajar el "bitrate", o tasa de bits, de los vídeos que ofrece en su plataforma.

Amazon Prime Video

Por lo tanto, Amazon ha tomado la misma decisión que Netflix, en el sentido de que no cambiará la resolución de los vídeos, ni impondrá más limitaciones. En vez de eso, bajará la tasa de bits de los vídeos, para que ocupen menos espacio de almacenamiento y por lo tanto, precisen de menos ancho de banda.

Aún no está claro cuál será el efecto de la bajada en el "bitrate", ya sea en la calidad de vídeo o en la cantidad de datos necesarios. Bajar el "bitrate" suele suponer la pérdida de detalles en la imagen, resultando en vídeos que no se notan tan nítidos. Netflix ha declarado que en su caso, los usuarios no notarán la diferencia.

A diferencia de Netflix, que ha implementado el cambio durante 30 días, Amazon no ha puesto fecha límite para esta medida.

Por qué se baja el "bitrate"

Es una estrategia diferente a la que ha seguido Youtube, que ha optado por bajar la resolución por defecto de los vídeos. Los efectos probablemente serán similares para algunos usuarios, y en muchos casos será una cuestión de preferencias.

Opción para cambiar la calidad en Youtube

El motivo más probable por el que Prime Video y Netflix han optado por reducir la calidad de vídeo es que tienen mucho contenido en alta definición; en cambio, Youtube ya ofrece una enorme cantidad de vídeos a resolución 480p o 720p.

En todos los casos, se intenta que el impacto para el usuario sea el menos posible. Con Prime Video y Netflix, podremos seguir disfrutando de películas en la resolución de nuestro televisor, y en el de Youtube, muchos de nuestros vídeos favoritos no se verán muy diferente. Pero al implementar estos cambios, se conseguirá reducir el consumo de banda ancha en Europa.