Internet, como diría la famosa frase de Juego de Tronos, es "oscuro y alberga horrores". Si bien es una fuente inagotable de posibilidades, es inevitable pensar en la cantidad de usuarios desconocidos que habitan las redes y que pueden ser un peligro potencial para nuestra integridad. Protegernos de ellos y a nuestra privacidad es una parte intrínsica de moverse por la Red de Redes.

Noticias relacionadas

Telegram, una de las pocas alternativas sólidas a WhatsApp, hace poco ha añadido una función más que polémica: "Personas cerca". Esta característica recién implementada con motivo del Día de los Enamorados tiene un funcionamiento similar al de apps como Tinder, que busca personas nuevas en función de tu ubicación.

Una idea quizás demasiado naíf sobre el papel, ya que en un mundo tan vasto como es Internet, nos encontramos con que al fin y al cabo no es en absoluto una buena idea.

Una función peligrosa

Manuel Fernández

¿En qué consiste "Personas cerca"? Con la nueva actualización de Telegram disponible para iOS y Android, la app de mensajería nos permite desde la sección "Contactos" activar nuestra ubicación para hacer una especie de búsqueda similar a la de Tinder. Podremos buscar a usuarios que tengan esta función abierta, que usen Telegram y directamente hablar con ellos. Por defecto estaremos ocultos, pero podremos elegir "exponernos" si lo queremos. También podremos acceder a grupos cercanos y unirnos a ellos.

Una función curiosa, desde luego y con un trasfondo inocente. Siempre es bueno conocer personas nuevas y sobre todo si están cerca de ti. El problema es que el planteamiento deja demasiados recovecos por los que se pueden colar personas no deseadas, por decirlo de una forma suave. Al fin y al cabo es Internet, y son desconocidos.

De base, esta función nos "expone" a la gente. Al basarse en usuarios, esta característica (si la configuramos para que sea así) desvela información sobre nosotros, como nuestro usuario, nuestro nombre en caso de no llevar alias, etcétera. Si no tenemos configurado correctamente nuestro panel de opciones, esta opción se vuelve todavía más peligrosa, ya que podría provocar que estos usuarios accedan a datos confidenciales, como nuestro número de teléfono.

Telegram

El punto más delicado de esta función es que estos usuarios que nos encontramos son absolutos desconocidos. No sabemos cómo son, no sabemos quiénes son y no sabemos más información que la que nos quieran dar estos usuarios. Perfectamente nos podrían mentir bajo un alias o un usuario falso, y exponiéndonos en un chat con ellos ponemos en potencial riesgo nuestra privacidad.

Un desafortunado ejemplo lo tenemos en el tweet que descansa sobre estas líneas. Érika García, periodista del medio CNET, ha vivido en sus propias carnes el problema principal que trae consigo esta opción con el componente añadido del machismo intrínsico que pervive en las redes. Como ella misma expone en este tweet, estos desconocidos no han tardado nada en increparla con comentarios sexistas.

Lejos de ahondar más en este tema, el machismo recalcitrante existente en Internet provoca que "Personas cerca" de Telegram sea una características todavía más difícil de usar en caso de que seas una mujer y tengas que exponerte a esta clase de comentarios.

Ante el problema de los nicks y alias, que pueden ser problemáticos a la hora de recibir este tipo de mensajes ya que los usuarios pueden buscar los más genéricos, Telegram respondió lo siguiente: "los alias tienen como finalidad que te puedan encotnrar sin necesidad de conocer tu número". La plataforma se limita, simplemente, a incentivar al usuario a reportar o bloquear a estos usuarios.

Como se expone en las respuestas a este tweet, esto no soluciona nada; se necesita una opción para poder bloquear conversaciones de desconocidos o un mensaje de confirmación para empezar dicha conversación. En esencia, un filtro que evite el acceso de estos internautas a nuestros alias.

¿Por qué ahora?

Quizás nuestro mayor problema con esta característica es su mera existencia. Si bien Telegram es una app muy segura (de hecho, es uno de sus puntos más positivos) no deja de ser una app de mensajería más que una red social. Existen aplicaciones pensadas única y exclusivamente para conocer personas, ya sea en un contexto más próximo al amor o a uno más sexual, por lo que estos entornos están más controlados.

Pero Telegram ha querido lanzar esta característica en pleno Día de los Enamorados, sin advertir a sus usuarios de los "riesgos" y problemas que existen al usar la función. Desde Omicrono os aconsejamos prescindir de esta solución y, en caso de hacerlo, extremar las precauciones. Sobre todo os recomendamos entrar en el panel de ajustes de privacidad y controlar los parámetros para no dar más información y permisos de los necesarios.