Si nos paramos a meditarlo seriamente, resulta increíble lo que ha avanzado la tecnología durante las últimas décadas. Tanto el cine como la televisión son ejemplos perfectos de lo que hablamos.

Noticias relacionadas

Si eres un veinteañero no lo habrás vivido en tus carnes, sin embargo, lo más seguro es que tus padres empezasen a ver el televisor cuando las imágenes todavía eran en blanco y negro. El paso al color supondría un salto gigante, pudiendo vivir las escenas de una manera mucho más realista.

Como es lógico, hay películas clave en la historia del cine que se grabaron en blanco y negro, ¿por qué no adaptarlas a nuestro tiempo coloreándolas? Aunque pueda sonar extraño, es algo que ya se puede hacer, ¡te hablamos sobre la tecnología que lo hace posible!

Dando color a clásicos en blanco y negro

'Metrópolis', el clásico de cine alemán de Fritz Lang, es el último ejemplo de una conversión de blanco y negro a color. Una verdadera maravilla que agradecerán los cinéfilos más tradicionales.

Para hacerlo posible se ha utilizado DeOldify, una combinación de herramientas de Python y aprendizaje profundo capaces de colorear escenas, ya sea de películas o de simples imágenes. A continuación podéis ver el resultado de la colorización de 'Metrópolis':

Metropolis (1927) - Colorized by DeOldify! from Jason Antic on Vimeo.

Lo mejor de todo es que se trata de un proyecto de código abierto, por lo que cualquiera puede acceder a él si así lo desea. Como es obvio, los colores obtenidos seguramente no sean exactamente los mismos que los reales, no obstante, hemos de admitir que los resultados suelen ser bastante buenos.

También para fotos

Esta red neuronal no solo colorea películas, también hace lo propio con imágenes antiguas, por lo que será posible darle vida a esas fotos en blanco y negro que guardamos con tanto cariño de nosotros mismos o de familiares.

DeOldify

DeOldify es la muestra perfecta de que una nueva tecnología no tiene porqué arrasar con lo antiguo. En este caso es todo lo contrario, nos ayuda a revivir momentos y darles un poco más de color, que nunca viene mal.

Pincha aquí para acceder a DeOldify