US-1

US-1

Software

La historia del dron de exploración que ayudó a los SWAT a acabar con un tiroteo en EE.UU

Os traemos la historia de un dron de exploración que ayudó a un equipo de los SWAT a acabar con un tiroteo en Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Hemos descubierto gracias a los drones de exploración un mundo abierto de posibilidades en nuestro planeta. Nos permiten llegar a lugares a los cuáles el ojo humano no alcanza a ver. Y como hemos visto montones de veces en Omicrono, sirven tanto para el horror como para hacer feliz a la gente. Su inclusión en cada vez más campos está dejando historias de lo más variopintas día a día, como la que os traemos hoy.

Ya hemos dicho en numerosas ocasiones que las instituciones públicas todavía son algo reacias a usar de forma continuada estos aparatos, pero EE.UU los está adoptando bien. El dron de Impossible Aeroespace US-1 ha conseguido ayudar a los SWAT a sofocar un tiroteo en dicho país.

El dron de exploración que sirvió de ojos a un equipo de SWAT

El suceso tuvo lugar en Campbell, California el 8 de febrero. Muy temprano, un hombre que fue a tomar el desayuno en el restaurante Denny’s apuntó con su arma a un empleado del local. Se produjo un conflicto armado de más de 12 horas tan severo que tuvieron que actuar la policía de Campbell y el SWAT, una de las fuerzas armadas élite de Estados Unidos, tal y como adelanta The Verge.

Los policías de Silicon Valley, seguramente por la propia zona de la que provienen, están equipados con multitud de aparatos para estas ocasiones. Según en un informe anterior de El San Jose Mercury News, los policías de Campbell ya intentaron enviar un robot detonador de bombas al interior del edificio para fotografiar al sospechoso, además de usar un “dispositivo de desvío audible”.

Nada funcionó. Cuando el SWAT intervino el local, lanzaron recipientes con gas lacrimógeno, algo muy habitual en las operaciones de actuación rápida de estos cuerpos. Antes de esto, tuvieron a bien lanzar el dron de exploración de Impossible Aerospace, el US-1, para monitorear el perímetro del edificio y ayudar en la detención en tiempo real.

Dron-de-exploración-2

Dron-de-exploración-2

El US-1 es famoso por ser, según la misma compañía, unas baterías voladoras. Este dron posee varias baterías que le permiten estar en vuelo unas 2 horas con una única carga. Los SWAT usaron este dron que voló durante 45 minutos y entre otras cosas sirvió para alertar al equipo de que el gas lacrimógeno estaba escapándose por el conducto de ventilación de la cocina. El vídeo que transmitía era en vivo, y la decisión del SWAT fue lanzar todavía más botellas de gas lacrimógeno.

Tras 12 horas y según el informe de Mercury News, el gas hizo que tras 12 horas el sospechoso saliera del local y se entregara pacíficamente a la policía local. El capitán de la policía de Campbell, Gary Berg, declaró lo siguiente:

“En este reciente evento que involucró a un sujeto con barricadas con un arma, Impossible Aerospace proporcionó una pieza de inteligencia a la que nuestra agencia nunca ha tenido acceso. El uso del avión no tripulado US-1 nos ayudó a optimizar la seguridad de nuestros oficiales y la comunidad al tiempo que proporcionamos información valiosa para el puesto de comando a través de la transmisión de video en vivo”.

Tal y como afirma Berg, es muy poco habitual que estos aparatos se usen en las agencias policiales de ningún país salvo en casos contados. ¿Veremos a policías españoles atender a atracos con drones teledirigidos? No lo sabemos, pero nos encantaría poder verlo.