En España se está viviendo un boom de freidoras sin aceite, un electrodoméstico que permite comer más sano. Son muchas las empresas que han aprovechado su popularidad para lanzar sus propios modelos, como Xiaomi o Aldi. Incluso Lidl tiene una freidora sin aceite, que fue todo un éxito y que ahora ha vuelto a poner en el mercado.

Noticias relacionadas

Lidl destaca por ser una empresa que lanza productos de buena calidad a precios reducidos, y casi todo lo que pone a la venta arrasa, como un smartphone, un robot de cocina, sus propios AirPods o sus famosas zapatillas de colores. Ahora, la cadena de supermercados trae de vuelta su freidora sin aceite, que también se agotó rápidamente.

Un electrodoméstico que permite comer alimentos crujientes y con la textura que se consigue con una freidora tradicional, pero de una forma sana, ya que su principal ventaja es que no se necesita nada de aceite. Un producto que Lidl ha traído de vuelta y que destaca por su pantalla digital, su gran capacidad y su precio de sólo 59,99 euros.

Con pantalla digital

La gran característica de la freidora sin aceite de Lidl es su pantalla táctil digital, que ofrece todo el poder al usuario. Es decir, el panel presenta información sobre el cocinado y una serie de controles. 

La freidora sin aceite tiene una capacidad de 2,5 litros. Lidl Omicrono

La freidora sin aceite de Lidl también cuenta con un aspecto atractivo, donde la pantalla digital se encuentra en el frontal justo encima del cesto, que tiene una capacidad de 2,5 litros. La compañía asegura que se puede freír hasta 500 gramos de patatas de una sola tanda.

Entre otras características, el electrodoméstico de Lidl también ofrece hasta ocho programas preconfigurados para cocinar de forma rápida y sencilla, una temperatura ajustable entre 80 y 200º C y un temporizador de 60 minutos. Además, el usuario también puede seleccionar el nivel de calor que desea para cada alimento.

La comida no se pega

Lidl también ha destacado que la cesta y sartén de su freidora sin aceite cuenta con un revestimiento antiadherente ILAG Corflon Ultra, que evita que la comida se pegue cuando se cocine.

Además, y a diferencia de otros modelos, la freidora sin aceite de Lidl se puede meter en el lavavajillas sin ningún tipo de problemas. Un electrodoméstico que tiene una potencia de 1350 W y que también asa, hornea y cuece.

Te puede interesar...