Los teclados mecánicos no son especialmente nuevos en la industria, ya que llevan un tiempo de moda en el mundo de los videojuegos para lograr un mejor rendimiento en las partidas. Sin embargo, desde hace unos años en España ha crecido el interés por este tipo de periféricos que se pueden montar por piezas y hasta personalizar al gusto.

Noticias relacionadas

La pandemia por la Covid-19 y sus respectivas cuarentenas han dado mucho tiempo libre a la gente para explorar nuevas aficiones. Más allá de Twitch o los podcasts la dedicación a los teclados mecánicos personlizados ha notado un especial aumento de atención. Pero, ¿en qué consiste este fenómeno exactamente? "Se trata de comprar o montar un teclado a base de piezas de distintos fabricantes, algo parecido a construir un ordenador de cero", explica José Sáez-Merino, más conocido como @Josejacas en redes sociales y apasionado de este tipo de periféricos, a OMICRONO.

Aunque la gran parte de la comunidad de teclados se concentra en países como Estados Unidos, China o Corea del Sur; este sector está comenzando a crecer en España. "Aquí está arrancando, poco a poco a la gente le empieza a picar la curiosidad y se están sumando a los 'teclados a la carta', personalizados al gusto, que cumplan las necesidades que puedan tener; y más ahora con el teletrabajo", detalla el experto en este tipo de periféricos Oriol Alonso, más conocido como Uryftw quien destaca por montar teclados en directo en Twitch.

Teclados al gusto

Los teclados son fundamentales para interactuar con el ordenador y en el mercado existen de dos tipos: los clásicos de membrana de goma y los mecánicos. Estos últimos, como su nombre indica, son aquellos que "funcionan con interruptores que tienen un sistema mecánico en el que la presión del dedo actúa una pieza con un muelle que a su vez desplaza una hoja metálica y activa el contacto eléctrico de ese interruptor", detalla Sáez-Merino.

Un teclado Tofu montado por @JoseJacas. @JoseJacas Omicrono

Los teclados mecánicos son altamente personalizables, por lo que se puede crear modelos únicos que se ajusten a las necesidades de cada uno, incluso desde cero. En la actualidad existen numerosos lotes de teclas con las que dar color al periférico o incluir símbolos. Por ejemplo, se puede lograr que algunas teclas sean de un color diferente al resto o colocar un dibujo en una de ellas.

En el mercado se pueden encontrar una gran variedad de interruptores a los que se les pueden cambiar las piezas, como los muelles, y combinarlos unos con otros, ya que surgen de la misma patente: el Cherry MX. "La personalización es su característica más importante y las posibilidades son casi infinitas. La gente se puede montar teclados bonitos a juego con su setup, con aspecto retro o moderno, o algo más cuqui con tonos pastel y teclas que parezcan de gelatina", explica Sáez-Merino.

Proceso del montaje de un teclado mecánico. Uryftw Omicrono

Otro de los puntos atractivos de estos periféricos tiene que ver con la compra de las piezas y el montaje. En ese sentido, además de las teclas, también es importante elegir el material que se quiere utilizar. "Hay tres tipos, aunque se emplean dos especialmente: el ABS, que es plástico, y el PBT, que ofrece una textura más rugosa y resistente al desgaste. Además, no se amarillenta con el paso del tiempo. El tercer material es el POM, que resulta un tanto resbaladizo y se utiliza de manera puntual", detalla Alonso.

El proceso para montar un teclado puede parecer algo complicado y desafiante al necesitar conocimientos y algunas herramientas para ello. Aunque existe la opción de encargarlos hechos "cada vez es más sencillo montarlos", comenta Jose. Quien añade que "la parte más compleja, que implicaba soldar los interruptores al PCB (la placa con el circuito impreso), no es necesaria en algunos modelos. En esos, basta con encajar las piezas al estilo Lego en la placa base, que viene ya soldada y configurada. El montaje sólo se enreda si se quieren hacer cosas avanzadas, como lubricar los interruptores".

Eso sí el precio puede ser uno de los obstáculos de los teclados mecánicos personalizados. "Es muy fácil subirse a más de 200 o 300 euros si se quiere montar un teclado algo más especial", detalla José. Por su parte, Oriol Alonso considera que como mínimo hay que invertir 100 euros en estos periféricos: "A veces lo barato sale caro. Además, siempre pagas más dinero si buscas interruptores exóticos, teclas con diseños temáticos, cables en espiral o componentes que van más al detalle".

Qué aportan

Los teclados mecánicos ofrecen una serie de ventajas. Por ejemplo, dan una mejor sensación a la hora de pulsar las teclas. "La precisión y la forma que tienen de funcionar es bastante más agradable que uno de membrana. Dan mejor sensación al teclear de forma general y ofrecen una mayor durabilidad y fiabilidad. En el caso de los videojuegos, la sensación o la agilidad que se puede tener con según qué tipo de interruptor es mucho mejor que la de un teclado clásico de membrana", apunta Oriol Alonso.

Un teclado XeNano montado por @JoseJacas. @JoseJacas Omicrono

Los teclados mecánicos pueden aportar diferentes cosas a los usuarios, aunque esto siempre depende de lo que se esté buscando. "Todos los teclados sirven para lo mismo, pero uno personalizado se puede adaptar a cualquier necesidad. Unos buenos interruptores pueden hacer más cómoda la escritura durante horas o se puede optar por otros más silenciosos para no molestar a los demás. Incluso hay gente que monta un teclado pequeño para poder llevarlo de casa a la oficina", comenta Sáez-Merino.

Utilizar un teclado mecánico es una opción como otra cualquiera, aunque cada vez más personas los consideran una pieza clave para su escritorio. Sin embargo, también tienen varios puntos débiles, como que requieren de un mayor cuidado. "Es necesario limpiarlos de vez en cuando, evitar comer cerca o encima de ellos, quitar las teclas y pasarles un cepillo, y tener mucho cuidado con los líquidos, ya que no son muy resistentes a ellos. De hecho, para evitar que cojan polvo y darles una mayor calidad de vida, se puede utilizar el propio plástico transparente que viene en la caja para cubrirlos cuando no se usan", avisa Alonso.

Cómo empezar

La principal dificultad que existe a la hora de decidir montar un teclado mecánico personalizado recae en saber qué piezas comprar, dónde hacerlo y cómo combinarlas entre sí; y no tanto en el proceso de montaje, ya que en cierta manera es relativamente intuitivo, como señalan ambos expertos. Por lo general las piezas sueltas vienen de China y se adquieren en AliExpress, aunque empiezan a surgir poco a poco vendedores en Europa.

Un teclado mecánico montado por Uryftw. Uryftw Omicrono

"A la hora de montar un teclado, lo primero que se debe decidir es la disposición y la cantidad de teclas que va a tener. Después toca escoger si se quiere usar el estándar europeo ISO o el ANSI americano, con la que hay mucho que elegir. Sin embargo, es casi imposible encontrar keycaps (teclas) con la letra 'ñ', ya que no se venden suficientes para que sean rentables incluirlas en los sets. Luego tan sólo faltaría comprar las teclas", informa José Sáez-Merino.

Por su parte, Oriol Alonso sugiere dedicar mucho tiempo a informarse antes de comprar nada. "En la red existe mucha información, aunque por desgracia toda está prácticamente en inglés. Si se sabe ese idioma, no hay problema, porque siempre se puede acudir a foros dedicados o a Reddit. En España hay una cierta comunidad con servidores en Discord y grupos de Telegram, por lo que existe la posibilidad de preguntar a un experto o aprender viendo directos de gente que monta teclados. Incluso existe la opción de encargarlos", concluye.

Te puede interesar...