Los cortes de electricidad, una ocurrencia tan común en muchas zonas de España, pueden ser historia gracias a una gigantesca batería capaz de hacer funcionar miles de casas; ese es el nuevo proyecto de Tesla, gracias a su gran experiencia en baterías con sus coches eléctricos.

Noticias relacionadas

La noticia, confirmada por Bloomberg, llega después de que cinco millones de personas se quedasen sin electricidad, muchas de ellas en Texas, por la ola de frío. El estado de Texas se ha convertido en el hogar de Tesla, después de que su fundador Elon Musk se mudase desde California en medio de una polémica sobre regulaciones.

Es gracias a la mayor libertad que Musk afirma tener en Texas, que podría afrontar proyectos más ambiciosos, como crear su propia ciudad para lanzar cohetes de SpaceX, o como se ha desvelado ahora, crear una batería gigante.

Batería gigante para Texas

El proyecto viene de la mano de Gambit Energy Storage, una subsidiaria de Tesla, y consistiría en el almacenamiento de energía a gran escala usando baterías. Aunque la construcción del sistema aún no ha terminado, ya ha sido registrado en el operador energético de Texas, con el 1 de junio de 2021 como fecha planeada de lanzamiento comercial.

Esta batería gigante tendría una potencia de 100 MW, lo que en teoría sería suficiente para dar energía a 20.000 hogares durante un día especialmente caluroso, en el que todas tengan que usar aire acondicionado. Lo interesante es que eso se podría conseguir sin aumentar enormemente el precio por vatio de la electricidad.

Tesla ya instaló baterías en Australia

El ‘truco’ consistiría en recargar la batería gigante de Tesla sólo durante las horas en las que la electricidad está más barata. Cuando la demanda, y por lo tanto los precios, aumenten, y empiecen los problemas de suministro, la energía almacenada podría entonces ser repartida.

La batería también podría servir para permitir que las redes locales vuelvan a funcionar, sirviendo para arrancar generadores eléctricos durante un apagón; eso sería especialmente útil durante desastres naturales como la mencionada ola de frío en Texas.

Ambicioso proyecto

En realidad, Tesla no habría iniciado este proyecto por sí sola, sino que inicialmente fue propuesto a principios de 2020 por una empresa energética, que luego confirmó que lo había vendido a un tercero sin nombrar. Ahora parece que fue Tesla la que obtuvo los derechos para hacer realidad esta batería gigante, después de que investigadores de Bloomberg hayan visto su logotipo en el sitio de la construcción.

Tesla quiere aprovechar la tecnología y conocimiento obtenido con sus baterías de coche

La “batería gigante” en realidad sería una gran instalación, controlada y monitorizada a distancia y sin personal en el sitio; estaría a una cierta distancia de los hogares a los que proporciona servicio, y oculta por vegetación para no afectar al paisaje.

Esta no es la primera vez que Tesla se ha metido en el sector energético. La compañía de Elon Musk ha buscado desde el principio otros usos a los avances en almacenamiento energético que ha obtenido en las nuevas baterías de los coches Tesla.

En 2017, Musk ofreció la instalación de “granjas de baterías” en un plazo de 100 días, y una comunidad de 1,7 millones de personas en Australia aceptó, después de sufrir una “tormenta apocalíptica” que afectó a las instalaciones eléctricas.