LG es uno de los fabricantes de pantallas y monitores más populares en España, gracias a su apuesta por tecnologías como IPS y OLED; el LG Ultragear que pudimos probar es uno de los mejores ejemplos de lo que es capaz de ofrecer, al tener prácticamente todo, menos curvatura.

Noticias relacionadas

Los monitores curvos están ganando en popularidad en los últimos años, con modelos como el Samsung Odyssey G7, capaces de ofrecer una experiencia increíble. La gran ventaja de un panel curvo es que la imagen cubre mejor nuestro campo visual, y por lo tanto evita distracciones.

El resultado es una imagen que nos 'atrapa', algo que se nota especialmente en videojuegos; es una experiencia que sólo es superada por la realidad virtual. Sin embargo, las pantallas curvas no son recomendables para todo el mundo.

Por ejemplo, si usas el ordenador para trabajar, ver películas con compañía, leer documentos, o editar fotografías, realmente necesitas una pantalla plana; los inconvenientes son demasiados en esas tareas para un monitor curvo.

Pantalla convertible de LG

Para solucionar esto, en LG han tenido una idea que parece simple, pero que hasta ahora no ha sido posible: una pantalla plana que se puede transformar en una curva dependiendo de nuestras necesidades.

En efecto, este panel OLED de 48 pulgadas puede convertirse en un tipo de pantalla u otra para aprovecharla mejor según lo que estemos haciendo. Normalmente, usaríamos esta pantalla en su forma plana, porque así es como la mayoría de la gente usa su ordenador.

La nueva pantalla transformable de LG LG Omicrono

Pero si queremos poner un juego, podemos hacer que la pantalla se doble y obtenga una curvatura con un radio de 1.000 mm; suficiente para que los gráficos de los juegos tengan una mayor inmersión.

Prototipo para jugadores

Que este es un producto pensado para jugadores es algo evidente cuando vemos las características técnicas: la frecuencia de refresco alcanza los 120 Hz, y es variable, por lo que probablemente es compatible con tecnologías como FreeSync o G-Sync. Además, que sea un panel OLED es una gran ventaja, gracias a su tiempo de respuesta de apenas 0,1 milisegundos.

Además, cuando este monitor sea presentado oficialmente en el próximo CES 2021, junto con otros como pantallas transparentes, también demostrará una tecnología que genera sonido produciendo vibraciones en la pantalla, algo que hasta ahora no se había conseguido en monitores curvos.

Por el momento, este monitor de ordenador es sólo un prototipo, y no hay planes concretos para venderlo en España, pero puede ser un buen adelanto de lo que está por llegar de manos de LG.