2020 ha sido un año importante en la industria del videojuego gracias al lanzamiento de las consolas de nueva generación, PlayStation 5 y Xbox Series X; además de la llegada de hardware que ha cambiado la forma en la que se juega. Sin embargo, en España estos productos han llegado en lanzamientos muy limitados, lo que ha propiciado que este año se haya descubierto cómo usar la nube para jugar en cualquier sitio.

Noticias relacionadas

Los juegos en la nube se han convertido en una opción cada vez más popular para disfrutar de videojuegos en cualquier dispositivo. Incluso son una clara muestra de lo que será el futuro de este sector: los videojuegos como servicio. Una industria que ha crecido en 2020 y que, debido a la pandemia por el coronavirus, ha obtenido 174,900 millones de dólares en ventas tanto de hardware como de software.

Durante estos doce meses se ha vivido un salto generacional en el sector. Desde la llegada de las consolas de nueva generación hasta el lanzamiento de potentes gráficas para PC, como la Radeon RX 6000 y las Nvidia RTX 3080 y RTX 3090. Sin embargo, este tipo de hardware no cuenta con unidades suficientes debido a la pandemia y a problemas de suministro. Una situación que han aprovechado los servicios de suscripción para videojuegos en la nube, como Google Stadia y xCloud de Xbox.

Google Stadia

Durante este año el servicio de videojuegos en la nube se ha ido extendiendo poco a poco. Google Stadia, uno de los estandartes de este mercado, ha cumplido su primer año de vida en España y, aunque sus comienzos fueron los menos deseados, con problemas con la conexión o la calidad de imagen y sin algunas de las funciones prometidas; ahora es una de las mejores plataformas para jugar a títulos como Cyberpunk 2077.

Caja de la Founder's Edition con el mando de Google Stadia. Manuel Fernández

Google Stadia es una plataforma de juego en streaming que permite ejecutar juegos a máxima resolución y desde diferentes dispositivos, como el ordenador, un iPhone o un televisor. No se trata de una consola y los juegos no están ni en un disco ni guardados en el dispositivo, sino que se encuentran en la nube, lo que ofrece la posibilidad de disfrutarlos desde cualquier sitio.

Para utilizar este servicio es necesario contar con un móvil compatible o un Chromecast Ultra para el televisor, además de un mando (Google vende el suyo propio), una buena conexión a Internet y una suscripción a Google Stadia Pro, que tiene un precio mensual de 9,99 euros; aunque también permite jugar gratis a aquellos títulos que se hayan comprado, pero solamente en Full HD. Doce meses después de su llegada, atrás ha quedado esa versión injugable llena de errores.

La plataforma ofrece actualmente un buen rendimiento y su principal ventaja, en comparación con PlayStation 5 o un PC, es que permite jugar a los juegos desde cualquier lado sin la necesidad de tener que comprar un ordenador potente o una consola. Con una buena conexión ofrece una gran experiencia de juego, sin ningún tipo de contratiempos, aunque su gran 'pero' sigue siendo su limitado catálogo.

xCloud

El mes de septiembre se lanzó Xbox Game Pass para Android en España, que incluía la tecnología xCloud de videojuegos en la nube. Se trata de una manera de disfrutar de los juegos de Microsoft en cualquier sitio y dispositivo. Una de las principales diferencias con Stadia es que esta plataforma cuenta con un amplio catálogo: más de 100 juegos de Xbox en móviles y tablets.

Doom Eternal en Xbox Game Pass para Android Adrián Raya Omicrono

Un servicio que nació como la visión de Microsoft del futuro de los videojuegos, en el que no es necesario comprar una consola o un ordenador potente para jugar. El trabajo duro en este caso lo realizan los servidores de la compañía, que ejecutan el juego enviando una señal de video al dispositivo en el que se está jugando y capturando las acciones. Un servicio que, por el momento, solo está disponible para Android, aunque ya se ha confirmado que llegará a iOS en 2021.

Para poder utilizar xCloud, conocido como el "Netflix de los videojuegos", es necesario descargar la app de Xbox Game Pass desde la Google Play Store y contar con una suscripción a Xbox Game Pass Ultimate, que tiene un precio mensual de 12 euros. A partir de ahí tan solo queda disponer de un móvil con Android 6.0 o superior y con Bluetooth 4.0 para poder conectar un mando. 

Nvidia GeForce Now

Nvidia, fabricante conocido por sus tarjetas gráficas de alto rendimiento, fue uno de los primeros en apostar por esta nueva variante del gaming. GeForce Now es otro de los servicios de juegos en la nube más conocidos y cuenta con un enfoque ligeramente diferente a Google Stadia.

Nvidia GeForce Now, el streaming de videojuegos de Nvidia.

La plataforma, que también se puede disfrutar en iPhone, tiene un catálogo de juegos disponibles formado por aquellos títulos que los usuarios ya compraron en plataformas como Steam o Epic Games Store. Para aprovechar mejor el servicio es necesario pagar una suscripción llamada GeForce Now: Founders Edition y que tiene un coste de 5,49 euros al mes. Sin embargo, también se puede jugar gratis, aunque con ciertas restricciones, como un tiempo de espera para acceder o sesiones de juegos limitadas. 

El funcionamiento de GeForce Now de Nvidia no es muy distinto al de otras plataformas de este tipo, ya que los juegos se ejecutan en servidores dotados de gráficas GTX2080. Por lo tanto, no es necesario un equipamiento potente para poder jugar. Otra de las ventajas de este servicio es el soporte para ray tracing, la tecnología de la compañía que simular el comportamiento de la luz en tiempo real.