La Xbox Series S lleva meses siendo la protagonista de rumores, especialmente desde que fueron presentadas la Xbox Series X y la Playstation 5.

Noticias relacionadas

Las nuevas consolas de Microsoft y Sony pueden ser demasiado caras para el usuario medio, al ser prácticamente ordenadores gaming con hardware a la última. Por lo tanto, el as en la manga de Microsoft puede ser ofrecer una consola más barata, un punto de acceso para nuevos jugadores.

Eso es lo que sería la Xbox Series S, una consola compatible con los juegos de la Series X, al estar basada en la misma plataforma, pero más accesible y sin tantas florituras. Y ahora, por fin sabemos cómo será.

La Xbox Series S se filtra

Después de una filtración que ha revelado el diseño de la nueva consola, su potencia e incluso su precio, Microsoft ha decidido confirmar oficialmente todos esos datos, en vez de hacer como que la filtración no ha ocurrido.

Para empezar, el precio será de sólo 299 dólares, convirtiéndose en una opción muy atractiva para quienes no pueden (o no quieren) gastar más en una consola de videojuegos.

Por supuesto, hay sacrificios respecto a la Series X; mientras que el peso pesado de Microsoft tiene un rendimiento de 12 TFLOPS, el de la Series S sólo sería de 4 TFLOPS. En otras palabras, será mucho menos potente, más o menos a la altura de una Xbox One X actual.

Por lo tanto, la Xbox Series S en realidad sería la sustituta de la Xbox One X, el modelo más potente de Microsoft ahora mismo. Sería capaz de ejecutar juegos nuevos, pero a una resolución inferior de 1080p en vez de las 4K para las que está diseñada la Series X.

Esto no ha sido confirmado por Microsoft, que sólo promete "rendimiento de próxima generación" en un formato más pequeño. Por lo tanto, es posible que la Xbox Series S tenga una potencia similar a la Xbox series X, pero a estas alturas parece improbable.

Además, probablemente recibirá las nuevas mejoras de la Series X, como compatibilidad con almacenamiento SSD por NVMe que mejorará la carga de los juegos. En cambio, no tendrá lector de discos, por lo que sólo se podrán ejecutar juegos que descarguemos de manera digital.

La Series X no será tan cara como creíamos

Además de esta filtración, también se ha revelado el precio de la nueva Xbox Series X: 499 dólares. Microsoft no ha confirmado esto aún. Eso es menos de lo que mucha gente esperaba, y pondría la pelota en el tejado de Sony; la Playstation 5 puede tener un lanzamiento limitado y su precio aún es una incógnita.

Este anuncio pone el mercado en una situación interesante. A muchos jugadores no les importan las 4K tanto, y la Series S puede ser una manera de poder jugar a los nuevos títulos que salgan a partir del año que viene. Al mismo tiempo, puede ser demasiado limitada para muchos jugadores, y está por ver si podrá ejecutar todos los juegos de la próxima generación sin saltos ni problemas.