Los creadores de Autoblow, una IA diseñada para satisfacer sexualemente a hombres, han presentado su nuevo producto, un Satisfyer masculino diseñado para ser usado en el coche.

Noticias relacionadas

Podría quejarme, decir que nunca pensaba escribir esas palabras; pero la verdad es que todo el mundo sabía que, con la llegada de los coches autónomos, tarde o temprano alguien intentaría aprovecharlos de manera sexual.

Puede que aún no tengamos coches que se conduzcan solos, pero no falta mucho para ello; y cuando nuestro coche pueda llevarnos de un lado a otro sin tener que hacer nada, ¿cómo pasaremos el rato entonces? Hay muchos conceptos pensados para este futuro, pero los propios fabricantes, como BMW, son conscientes de que mucha gente aprovechará para tener sexo en coche autónomo.

El Satisfyer para el coche

Ese futuro puede haber llegado, con el lanzamiento de Automoblow, el primer dispositivo para la satisfacción sexual del conductor; no, no es una broma, es un producto real que pretende "sazonar" nuestros trayectos diarios o nuestros largos viajes.

El Automoblow ha sido lanzado especialmente para propietarios de coches de Tesla, que en teoría pueden activar el Autopilot y dejar que el coche conduzca solo, mientras disfrutamos del viaje, y nunca mejor dicho.

El Automoblow es un dispositivo para el disfrute sexual del conductor Automoblow Omicrono

Estamos ante un dispositivo mecánico diseñado para ser instalado en el posavasos del salpicadero; podemos ajustar la altura y la longitud con el brazo incorporado. Una vez instalado, podemos insertar nuestro miembro y dejar que el dispositivo haga el resto; y supuestamente, lo hace muy bien.

Eso es porque los creadores de Automoblow son los que hace un par de años se hicieron famosos por enseñar a una Inteligencia Artificial a hacer felaciones. Después de procesar 109 horas de sexo oral, supuestamente este sistema es capaz de ofrecer una experiencia única. Pero, ¿deberías usarlo en el coche?

Un peligro para la carretera

Vamos a decirlo de la manera más clara posible: no, no deberías satisfacerte de manera sexual mientras vas en coche; y da igual que tengas el Autopilot.

Aunque el nombre de lugar a confusión, en realidad el Autopilot de Tesla no es un sistema autónomo real, y por lo tanto requiere en todo momento de la atención del usuario.

Es una advertencia que muchos conductores de Tesla ignoran, y de esa manera se meten en aparatosos accidentes, algunos mortales. Y pese a todo, se siguen haciendo locuras como aquella película porno en un Tesla con el Autopilot activo.

Mientras conducimos, siempre debemos estar atentos a la carretera, sin importar el tipo de ayudas que tengamos activas; si usamos un dispositivo como el Automoblow, como mínimo podemos esperar multas, eso si no nos estrellamos. Y sería algo vergonzoso de explicar en el funeral.

Puede que queden pocos años para poder tener sexo en coches autónomos, pero para eso aún falta una pieza clave: los sistemas completamente autónomos.

El Automoblow estará disponible por 139 dólares a partir del próximo otoño.