Por suerte para el español medio, la gama media de smartphones está siendo el escenario de una encarnizada lucha por ofrecer cada vez más prestaciones a menor precio.

Noticias relacionadas

Xiaomi es el ejemplo perfecto de lo que hablamos. Su estrategia basada en una relación calidad y precio sobresaliente les ha llevado a lo más alto en España, convirtiéndose en la marca que más teléfonos vende en nuestro país.

Una estrategia que ahora también ha adoptado realme. Su último móvil, el realme 6s, es toda una declaración de intenciones, pues por apenas 199 euros ofrece un dispositivo bastante completo.

Elegante y ergonómico

En lo que a diseño se refiere, el realme 6s no tiene demasiado misterio. En la firma china han optado por seguir las tendencias del mercado con una trasera en formato espejo que le otorga un aspecto elegante, aunque quizás pueda resultar demasiado sobrio para algunos usuarios.

realme 6s. Alex Branco Omicrono

El dispositivo está disponible en dos colores: Negro Eclipse y Blanco Lunar. Pese a que los acabados le sientan bastante bien, el punto negativo reside en su trasera, pues se ensucia rápidamente con las huellas dactilares.

Éste tiene unas dimensiones de 16,2 x 7,4 x 0,8 centímetros y pesa solo 191 gramos, lo que se traduce en una gran ergonomía en las manos. Como curiosidad, el móvil tiene el lector de huellas en forma de botón en el lateral derecho, lo que resulta bastante cómodo para desbloquear el móvil (aunque también cuenta con desbloqueo facial).

Buena pantalla

En otro orden de cosas, el realme 6s incorpora una pantalla de 6,5 pulgadas con una resolución FHD + (2.400 x 1.080 píxeles) y una tasa de refresco de 90 Hz. En términos generales, la experiencia con el panel es muy buena, aunque no resulta tan inmersiva como la de otros terminales más caros.

realme 6s. Alex Branco Omicrono

La única gran pega está relacionada con el brillo, ya que cuando el sol pega de lleno en ella la experiencia empeora bastante, entendemos que elevar la cifra de nits hubiera resultado beneficioso para el usuario. Pese a ello, creemos que el panel cumple de sobra con sus funciones y más teniendo en cuenta el precio tan bajo del móvil. 

Cuatro cámaras traseras

Gastar poco en un teléfono no significa necesariamente renunciar a una cámara decente, así lo demuestra el realme 6s. Pese a costar 199 euros, éste integra un módulo con cuatro cámaras traseras: una lente principal de 48 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles, un macro de 4 megapíxeles y una lente dedicada al modo retrato de 2 megapíxeles. Por otro lado, en la delantera nos encontramos con una única cámara frontal de 16 megapíxeles.

realme 6s. Alex Branco Omicrono

En buenas condiciones lumínicas los resultados son bastante positivos. Cabe recalcar que las imágenes no tienen un elevado nivel de detalle, pero no están nada mal. Eso sí, cuanta menos luz haya peor saldrán las tomas.

Una calidad fotográfica moderada compensada por la versatilidad de las cámaras, ya que podremos aprovechar el gran angular de 119 grados o el macro para adaptarnos a diferentes situaciones.

Rendimiento y batería excelentes

Aquí llegamos a una de las grandes bazas de este smartphone: el rendimiento. El realme 6s equipa un procesador MediaTek Helio G90T, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno, aunque podremos ampliarlo mediante una tarjeta micro SD (también es Dual SIM).

Nuestra experiencia con el terminal ha sido muy fluida en todo momento tanto a la hora de abrir y cerrar aplicaciones como a la hora de jugar a videojuegos. Tampoco hemos sufrido lag ni cierres repentinos.

realme 6s. Alex Branco Omicrono

Su batería, de 4.300 mAh, es otro elemento menos del que preocuparse. Ésta aguanta todo el día de sobra y cuenta con una carga rápida de 30 W capaz de cargar el terminal entero en tan solo 60 minutos o pasar del 0 al 50 % en 30 minutos. Sin duda, se trata de una característica de gran utilidad para los usuarios y de la que pueden presumir pocos teléfonos en dicho rango de precio.

Mucho por muy poco

El realme 6s es una prueba fehaciente de cómo está evolucionando el mercado de la telefonía, ofreciendo productos cada vez más potentes a precios económicos. No cabe duda de que no hace falta gastarse mucho para tener un móvil en condiciones.

Por solo 199 euros el realme 6s cuenta con una cámara versátil y decente, un gran rendimiento y una autonomía que encantará a la mayoría de usuarios. ¿Debería temer Xiaomi a este nuevo competidor?