Paso a paso y tras mucho esfuerzo, Xiaomi ha conseguido convertirse en la marca que más teléfonos vende en España. Durante el primer trimestre de 2020, la firma china ha superado a compañías con tanta experiencia en el sector como Samsung, Huawei o Apple.

No cabe duda de que su estrategia, basada en ofrecer móviles de calidad a precios económicos, ha triunfado en nuestro país. Como es lógico, también ha contribuido el hecho de que no tiene casi competencia en dicho rango de precios. No obstante, no todo iba a ser tan fácil para Xiaomi, que a principios de 2019 veía cómo realme aterrizaba en España con una estrategia similar.

A esa lista de rivales acaba de sumarse TCL, la tecnológica china conocida por sus populares teléfonos Alcatel o BlackBerry. Os contamos cómo ha sido nuestra experiencia con su TCL 10L, el más competitivo de sus smartphones nuevos al costar solo 249 euros.

 Elegante, pero mejorable

En lo que a diseño se refiere, con el TCL 10L no se han arriesgado demasiado y han apostado por una trasera holográfica tipo espejo. Se trata de un móvil bonito y elegante, pero también es cierto que tras usarlo unos minutos se ensucia rápidamente con nuestras huellas dactilares. Nuestro modelo de prueba era de color azul (Mariana Blue), aunque también hay una variante en blanco (Artic White).

Lo que no nos ha terminado de convencer de su diseño es la disposición de las cámaras. Éstas se encuentran en un módulo horizontal, rodeadas por dos flashes, que es demasiado grande y llamativo para nuestro gusto. En este sentido, TCL tendría que plantearse pulir algo más sus diseños para la próxima generación.

Pantalla sobresaliente

Este terminal integra una pantalla LCD de 6,53 pulgadas con una resolución FHD+ (2.340 x 1.080 píxeles). Curiosamente, pese a tratarse de un móvil tan barato, también cuenta con la tecnología de agujero en pantalla en lugar de notch.

TCL 10L. Alex Branco Omicrono

En el día de su lanzamiento, TCL explicó que el panel incluía su nueva tecnología NXTVISION, capaz de potenciar los colores, el contraste y otros aspectos de la imagen. Tras haberlo probado, os aseguramos que se nota la diferencia, pocos teléfonos de este rango de precio pueden presumir de una pantalla con tan buenos resultados.

TCL 10L. Alex Branco Omicrono

La experiencia es bastante inmersiva, ya que la pantalla apenas tiene marcos y el agujero en pantalla es medianamente discreto. Asimismo, hemos de admitir que nos ha sorprendido positivamente el desbloqueo facial, que es tan veloz como el de algunos teléfonos de gama alta.

Cuatro cámaras

El apartado fotográfico del TCL 10L está conformado por cuatro cámaras traseras dispuestas de la siguiente manera: una lente principal de 48 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles, un macro de 2 megapíxeles y una lente de profundidad de 2 megapíxeles. Por otro lado, incorpora una cámara delantera de 16 megapíxeles.

TCL 10L. Alex Branco Omicrono

Como es lógico, la calidad fotográfica no puede compararse con la de teléfonos mucho más caros, pero los resultados son más que decentes. Pese a que el detalle de las fotos es mejorable, lo mejor de las cámaras es su versatilidad.

TCL 10L. Alex Branco Omicrono

Un problema de muchos móviles baratos reside en el poco jugo que pueden aportar sus cámaras. Y ahí es donde sí puede presumir el TCL 10L, ya que nos permitirá realizar tomas más amplias con su gran angular, así como fotografiar a objetos minúsculos con su macro. Todo ello sin olvidarnos de la lente dedicada al modo retrato que tanto gusta en redes sociales.

Rendimiento moderado

Pasando al rendimiento, el TCL 10L equipa un procesador Qualcomm Snapdragon 665, 6 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno que podremos ampliar hasta 256 GB con una tarjeta microSD.

TCL 10L. Alex Branco Omicrono

En general, nuestra experiencia con él ha sido bastante fluida tanto para navegar entre aplicaciones como para jugar a algún que otro videojuego, aunque quizás si eres de los que juega a títulos exigentes no termine de contentarte.

TCL 10L. Alex Branco Omicrono

Otra de las grandes bazas de este terminal es su batería. Sus 4.000 mAh nos han aguantado días completos hasta las tantas de la madrugada, llegando a alcanzar hasta 7 horas de uso de pantalla, una cifra bastante alta. Eso sí, la carga es lenta, se necesitan algo más de dos horas para cargar del 0 al 100 %.

Rival digno para Xiaomi

Con este smartphone, TCL ha demostrado que es capaz de competir de tú a tú contra Xiaomi y su famosa relación calidad y precio. No muchos teléfonos de solo 249 euros pueden presumir de tener una pantalla como la del TCL 10L, además de su multitud de sensores para la fotografía, el desbloqueo facial o el agujero en pantalla.

Pese a la obvia calidad del móvil, será interesante observar la estrategia que lleva a cabo TCL para llegar al público español. Y es que pese a lo ambicioso de la propuesta, es complicado morder el pastel que lidera la compañía que reina en ventas en España.