Una gran cantidad de empleados de Tesla habrían sido 'fichados' por Rivian en los últimos meses, con el objetivo de copiar lo mejor que tiene Tesla: la red de cargadores.

Noticias relacionadas

El gran obstáculo para usar un coche eléctrico es simplemente recargarlo; a diferencia de un coche de gasolina, encontrar un punto de recarga no es tan fácil como una gasolinera, y mucho menos en España. Es algo que los fabricantes sólo están comprendiendo ahora.

Excepto Tesla, por supuesto. Uno de los pilares de su plan para pasarnos a los eléctricos es precisamente su red de cargadores, que incluso se está expandiendo por Europa y España. De esta manera, el comprador de un Tesla tiene más seguridad de que podrá recargarlo en los viajes largos.

Rivian copiará la táctica de Tesla

Es una táctica cuya importancia ahora es evidente, pero que no lo era en su día. Los fabricantes creían que otras iniciativas, públicas y privadas, se encargarían de los cargadores; es ahora cuando están descubriendo lo difícil que es vender coches eléctricos sin cargadores disponibles.

La que lo ha comprendido es Rivian, una startup estadounidense que ha recibido el apoyo de grandes compañías como Amazon o Ford. Y ese apoyo le ha permitido empezar a contratar a empleados que estuvieron en Tesla, precisamente con el objetivo de crear su propia red de cargadores.

Cargadores de Tesla JamesQube | Pixabay

Entre los empleados que se habían cambiado de bando estarían algunos de los responsables detrás del diseño, fabricación e instalación de cargadores de Tesla; habrían sido responsables del gran crecimiento de la red, con más de 1.900 estaciones y 17.000 cargadores instalados en aparcamientos en 37 países.

Ahora, Rivian pretende hacer algo parecido para que sus próximos vehículos eléctricos sean más atractivos. Según ha filtrado Electrek, estos cargadores formarían parte de la 'Rivian Adventure Network'.

La palabra 'aventura' viene porque Rivian sería la primera en instalar puntos de recarga en parques, zonas de acampada y otras zonas; de esta manera, esperan apelar a un tipo de conductor que prefiera pasar los findes en la naturaleza.

Para la aventura

Es un concepto que encaja muy bien con los primeros coches que Rivian venderá: el R1T es una camioneta eléctrica, diseñada para aguantar el trabajo duro y por supuesto, con capacidades off-roading. El otro modelo en preparación es el R1S, un SUV que tardará un poco más en llegar, pero que también debería tener un buen rendimiento lejos de las carreteras.

Los dos modelos de Rivian, el R1T y el R1S

Se espera que los primeros cargadores de Rivian puedan aportar hasta 200 kW, y sean capaces de recargar dos coches al mismo tiempo; probablemente usarán conectores CCS, ya que ese es el que usan los prototipos del R1T y R1S presentados.

Los propietarios de los primeros Rivian tendrían acceso a esta red de cargadores, además de otros de terceros que también usen CCS. Por lo tanto, el plan inicial se centraría en llevar cargadores a las zonas que hasta ahora han sido abandonadas. Se espera que los primeros cargadores estén operativos el año que viene.