La evolución que han sufrido los televisores durante los últimos años es impresionante. Hemos pasado en apenas un par de décadas de la televisión con "culo" a una estandarización de las pantallas planas, que ya son accesibles para prácticamente cualquiera al tener unos precios bastante económicos.

Noticias relacionadas

Como es lógico, dicha evolución también ha supuesto una increíble mejora en la calidad de la imagen. Los televisores 4K se cuentan a patadas y los 8K ya han comenzado a dar sus primeros pasos en la industria. Sin embargo, aunque la experiencia sea mucho mejor, el concepto sigue siendo el mismo: un dispositivo desde el que ver contenido con una gran resolución y que ocupa un gran espacio en nuestro salón.

¿Qué pensaríais de una tele de 100 pulgadas que pudierais llevar a cualquier lado? En el bolsillo, por ejemplo. Precisamente en eso está trabajando TCL, que ha desarrollado unas gafas con las que podríamos hacerlo realidad, eliminando así además la problemática del espacio que se necesita actualmente para tener un televisor tan grande.

Gafas futuristas de TCL

Hace unos días, nos reunimos con TCL por videoconferencia para conocer sus últimos productos. La firma aprovechó para presentar sus tres nuevos móviles baratos y varios auriculares inalámbricos, aunque lo que más nos llamó la atención fueron unas gafas que parecían sacadas de una película de ciencia ficción.

Project Archery 2.0. TCL Omicrono

Como podéis ver en las imágenes, el formato de las gafas es bastante similar al de unas de realidad virtual o realidad aumentada, pero con unas dimensiones inferiores que podrían resultar en una mayor comodidad.

No obstante, el parecido poco o nada tiene que ver con su funcionamiento. Las gafas, que TCL ha bautizado como "Project Archery 2.0", permiten al usuario ver una pantalla de 100 pulgadas delante suya tras haberlas conectado a un móvil o a cualquier otro dispositivo, desde donde procedería el contenido en cuestión.

¿Qué usos tendrían?

Para conseguirlo, las gafas integran dos pantallas micro OLED con resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) en su interior. Justo detrás de esos mini paneles se encuentran las lentes polarizadas, que se usan con la intención de que el usuario tenga una experiencia lo más inmersiva posible.

Estas futuristas gafas incorporan también altavoces, aunque la idea es usar unos auriculares inalámbricos para no molestar a la gente que tengamos alrededor. De hecho, los usuarios podrán navegar por la interfaz con un cursor virtual que se manejaría moviendo la cabeza.

Project Archery 2.0. TCL Omicrono

Durante la videoconferencia, le preguntamos a TCL sobre la llegada de este dispositivo al mercado, pero nos quisieron dejar claro que por ahora se trata de un experimento, por lo que se desconoce cuándo podremos verlas en tiendas. Lo mismo ocurre con el precio.

Lo cierto es que la idea de TCL es tremendamente original. Ya no solo por poder disfrutar de una experiencia cinemática de una gran pantalla en hogares pequeños en los que la instalación de un televisor de 100 pulgadas sería imposible, sino por la posibilidad de usarlas en viajes.

Imagínense, por un momento, poder realizar los trayectos de avión con esas gafas puestas. Sería como estar viendo una película en el cine, en lugar de tener que utilizar la pantalla pequeña de un móvil o de una tablet. Esperemos que el proyecto llegue a buen puerto y acaben comercializándose, ¿será así el futuro de los televisores?