Aunque hasta hace bien poco sonaba extraño tener un "robot aspirador", cada vez más ciudadanos de nuestro país deciden hacerse con uno para mantener limpios sus hogares sin la necesidad de mover un dedo. 

Noticias relacionadas

En este sentido, hace unos días Dyson anunciaba el lanzamiento del 360 Heurist, un nuevo robot aspirador de 999 euros con el que entran de lleno a competir con modelos tan populares como Roomba de iRobot.

Como principales características, el robot de Dyson puede presumir de tener un tamaño ultracompacto si lo comparamos con sus rivales, además de un nivel de succión respaldado por la experiencia de la firma británica. Como hemos tenido la oportunidad de probarlo durante un par de semanas, os contamos a fondo cuáles han sido nuestras sensaciones con él.

El tamaño sí importa

Antes de pasar a explicar cómo rinde el dispositivo, no podemos pasar por alto un aspecto bastante importante para algo que vamos a tener en nuestra casa: el diseño. He de admitir que el de este robot me enamora y me incomoda a partes iguales.

Dyson 360 Heurist. Alex Branco

Por un lado, no se trata de un dispositivo feo, pero es verdad que la tonalidad de azul utilizada por Dyson es quizás demasiado llamativa para determinados hogares. Creo que habrá gente que se echará atrás simplemente por el color, por lo que no hubiera sido mala idea ofrecer una gama más amplia con colores discretos como el negro.

Ése es el lado negativo, sin embargo, creo que han acertado a la perfección con su formato compacto. Hay ocasiones en las que los fabricantes de robots aspiradores parecen olvidarse de que muchos de sus potenciales compradores disponen de viviendas pequeñas, en Dyson no se da el caso.

Dyson 360 Heurist. Alex Branco

Como os digo, el 360 Heurist tiene unas dimensiones de tan solo 29 x 19 x 33 centímetros y un peso de 2,51 kilogramos. Dicho tamaño facilita tenerlo en cualquier casa por pequeña que sea, os aseguro que no necesitaréis más que un espacio mínimo.

Puesta en marcha fácil

Lo mejor de este tipo de robots es lo simple que resulta usarlos, no hay que tener ningún conocimiento especial. En el caso del 360 Heurist basta con ponerlo en su base de carga y descargarnos la app Dyson Link, desde la que podremos configurar y controlar el robot.

App Dyson Link. Alex Branco

Eso sí, antes de ponerse a limpiar, el robot tendrá que crear un plano de nuestro hogar para poder reconocer toda la superficie de la vivienda, para lo que emplea multitud de sensores, la tecnología de localización y mapeo SLAM e incluso luces LED. No te estreses si tarda en hacerlo, es una tarea esencial para que luego funcione bien.

Limpieza de primer nivel

En lo que respecta al rendimiento, me he llevado una grata sorpresa con este robot aspirador. Dyson cuenta con una gran experiencia en lo que a limpieza se refiere y se nota mucho en este producto.

He podido probar algún que otro robot aspirador más y, pese a ser de gran calidad, muchos no limpiaban como un aspirador convencional. En el caso de Dyson es distinto, el 360 Heurist tiene un poder de succión que es, me atrevería a decir, bastante superior a sus rivales.

Dyson 360 Heurist. Alex Branco

Para dejar impoluto allá por donde pase, el dispositivo incorpora el motor digital Dyson V2, que logra girar hasta 78.000 rpm, y la tecnología Radial Root Cyclone basada en el sistema de sus famosas aspiradoras sin cable.

Éste cuenta con tres modos de limpieza: el "Silencioso", el "Alto" y el de "Máxima potencia". Como contrapartida hemos de decir que el robot hace bastante ruido, incluso usando el modo silencioso, es el precio que pagamos por su gran nivel de limpieza.

Dyson 360 Heurist. Alex Branco

Otro punto a favor es el poco mantenimiento que requiere. Dyson fue la primera firma del mundo en lanzar un aspirador sin bolsa y lo mismo pasa con este robot. Al no tener bolsa, tan solo tendremos que vaciar el depósito cuando tenga demasiada suciedad (eliminando así el gasto de comprar recambios), mientras que el filtro basta con limpiarlo una vez al mes.

Las características del Dyson 360 Heurist lo convierten en un gran rival de Roomba, Conga y similares. La única pega que podemos ponerle es contar con un diseño llamativo y, quizás, que es bastante ruidoso, pero si queremos mantener nuestro hogar como una patena es una de las mejores opciones que hay en el mercado. Para tenerlo tendremos que desembolsar 999 euros, una cantidad que, aunque no se ajuste a todos los bolsillos, está totalmente justificada teniendo en cuenta la calidad de lo que se ofrece.