Los nuevos iPhone se suelen presentar en otoño (a excepción del iPhone 9, que se espera para este mes de marzo). Estos dispositivos tienen un proceso por detrás, que implica viajes a China para comprobar la producción y perfeccionarla. Un asunto que se podría ver truncado por el problema del coronavirus en el país.

Noticias relacionadas

Según informan fuentes de Reuters, las restricciones de viajes a China debido al coronavirus se produjeron justo cuando los ingenieros de Apple viajan a Asia para realizar este procedimiento. Los nuevos iPhone, por lo tanto, quedarían en una nube de misterio.

La fabricación de alto volumen de iPhones no está programada para verano, pero los primeros meses del año son los que Apple usa para planificar los procesos de embalaje con sus socios manufactoradores, como Foxconn.

Los nuevos iPhone en dificultades

Renders del iPhone 12. Phone Arena

Según aseguran ex-empleados de Apple, la firma tiene ya una línea de montaje provisional en la que se prueban modelos ya ensamblados y se comprueba si realmente son viables. Son avances de cara a la producción, para evitar cualquier problema en el proceso que pueda atrasar el lanzamiento. "¿Los ingenieros de Apple están con los ingenieros de Foxconn? Si es así, probablemente estén progresando. Pero si no lo están, si están en cuarentena, eso podría ser malo".

Concretamente, el fabricante afectado sería el Foxconn de Hon Hai Precision Industri Co., con el que prueba estos procesos y los modelos preliminares. Apple usa otros fabricantes, pero el Foxconn de Taiwán tiende a manejar la introducción de los nuevos modelos ya que sus capacidades son las más avanzadas. La misma Foxconn retrasó la reapertura de fábricas importantes para el iPhone en Shenzhen y Zhengzhou, pero espera reanudar la mitad de su producción para inicios de marzo.

Apple.

Una fuente de Reuters deja todavía más dudas en el aire, ya que asegura que altos cargos de Foxconn que han estado trabajando de forma remota desde Taipei aún no han regresado a China. Esto significa que los responsables de las principales fábricas podrían no estar aún de forma presencial en los procesos de ensamblaje de los nuevos iPhone.

Ya por enero y principios de febrero, Apple probó prototipos y según fuentes ya se encuentra en las últi,as etapas de validación de energía, en la que los trabajadores de Foxconn ensamblan un reducido número de dispositivo a la par que los ingenieros resuelven varios problemas. Si se producen retrasos justo en este momento, Apple tendría problemas para finalizar los pedidos de los componentes hechos a medida para los iPhone, como los procesadores A.

Apple aún tiene tiempo para mantener su calendario anual de iPhone, pero las restricciones de los viajes a China podrían provocar cambios en la línea de lanzamientos del iPhone. Un ejecutivo de una empresa de semiconductores que abastece a compañías de smartphones asegura lo siguiente:
"No se está haciendo un trabajo cara a cara. Y el caso es que eso probablemente no va a cambiar por otro mes en el mejor de los casos. Estás hablando de 2 meses perdidos, que en el ciclo de la electrónica de consumo es enorme".

Via | Reuters