Cuando hablamos de robots aquí en Omicrono solemos comentar algunos de sus principales cometidos, los cuáles suelen ser apoyar causas humanitarias en caso de desastres naturales. Por desgracia el coronavirus de Wuhan está siendo un infame ejemplo de cómo la tecnología puede ayudar en estas crisis, aunque nos ayude a comprender mejor su importancia en estos casos.

Noticias relacionadas

Un ejemplo un poco más agradable de esta idea reside en este adorable robot: Little Peanut. Un robot que está ayudando a las personas en cuarentena después de viajar en un vuelo con pacientes afectados por el coronavirus de Wuhan. El robot, transportando estantes de comida, lleva víveres a los residentes.

Según Reuters, el robot se desplaza por las estancias donde están las personas en cuarentena ofreciéndoles comida con un divertido saludo. "Hola a todos. Cute Little Peanut le está sirviendo comida ahora. Disfrute de su comida. Si necesita algo más, envíe un mensaje al personal de We Chat".

El adorable robot que reparte comida

El robot, el cuál ha sido filmado en un hotel de Hangzhou, China, muestra cómo el robot se mueve por las estancias del hotel con comida. Este no es el único; se estima que se emplearon múltiples modelos de esta clase en cada estancia del hotel de 16 pisos.

La idea detrás de esta curiosa medida no es otra que reducir el contacto humano para evitar más casos de contagio por el coronavirus. De hecho, el robot solo pasa los lunes y los martes, para evitar que el mismo robot pueda infectar a otras personas que lo manipulen.

Estas personas confinadas en cuarentena son pasajeros de un vuelo de Singapur a Hanghzhou. Se tomaron medidas preventivas después de que 2 de las más de 335 personas del vuelo fueron encontradas con fiebre, según explica Reuters. Hasta el miércoles por la mañana, el coronavirus había matado 132 personas en china e infectado alrededor de 6.000 personas en todo el mundo.

Little Peanut

'Little Peanut' ha sido fabricado por Think Robotics, una empresa dedicada a la automatización de tareas para empresas. Este es un robot de la gama de servicio Keenon, y es capaz de guiarse por interiores sin la ayuda de humanas. Esto permite evitar poner en peligro no solo a los operarios del robot, sino al personal del hotel. Puede funcionar más de 10 horas, tiene capacidad máxima para 10 kilos de comida y cuesta unos 12.000 euros.

Actualmente, en el hotel hay unas 200 personas en cuarentena. Este robot es de vital importancia para aislar al máximo posible la enfermedad y evitar la rápida propagación del coronavirus. Gracias a la capacidad de 'Little Peanut' de moverse sin ayuda de operarios humanos, podrán evitarse más casos de contagio.

Via | Business Insider.