Con la rápida expansión del coronavirus que tanto está dando de qué hablar, se necesita toda la ayuda posible. China ha estado acudiendo a expertos de todo el país para intentar frenar la expansión del coronavirus desde la ciudad de Wuhan. Pero, ¿cómo tratar y diagnosticar esta afección sin contraerla? La clave está en el 5G.

Noticias relacionadas

China está usando tecnología 5G proveniente de ZTE para lanzar un sistema de diagnóstico y tratamiento remoto del coronavirus en el Hospital de China Occidental y el Centro de Clínicas de Salud Pública de Chengdu de la Universidad de Sichuan. Así lo ha anunciado la misma ZTE este mismo martes.

Este se ha constituido como el primer diagnóstico remoto con 5G de afección por coronavirus. ZTE, en colaboración con China, ampliará el servicio a Wuhan a medida que la crisis de salud pública que está viviendo la ciudad vaya aumentando.

Combatir el coronavirus con 5G

5g.

Para este proyecto, según ZTE, se ha usado una combinación de hardware 5G y estaciones base compatibles con la tecnología para transformar una sala de conferencias del Hospital del Oeste de China en un centro de tratamiento y diagnóstico remoto. Gracias a la bajísima latencia del 5G, se pueden realizar conexiones de vídeo en alta resolución y con muy poco lag.

Los expertos del West China Hospital ya están realizando consultas por vídeo para el Centro de Clínicas de Salud Pública de Chengdu, y formarán un "nodo central" para el sistema de salud de Sichuan. Ampliarán la asistencia a 27 hospitales con pacientes afectados con coronavirus.

Una vez que se presten estos servicios a las personas de la provincia y ciudad, se ampliarán los servicios de diagnóstico a los pacientes en Wuhan, lugar más afectado por el coronavirus y que está a 1.155 kilómetros de distancia. Distancia que hace imperativo el uso de 5G para realizar estos diagnósticos.

Científicos chinos tratando a una persona.

Hasta este momento, no se hablaba del potencial del 5G para ofrecer servicios médicos de forma remota. Es cierto que se llegó a teorizar hablando de la posibilidad de realizar cirugías a distancia u ofrecer diagnósticos en áreas remotas. No obstante, esta medida ha demostrado su capacidad para mejorar la seguridad de los profesionales involucrados al evitar el riesgo de transmisión de un virus como el coronavirus.

Aunque ZTE sufrió un veto similar al de Huawei que casi lo lleva al colapso, su hardware ha sido usado por operadores chinos para lanzar servicios 5G. La misma ZTE ha conseguido llevar estos servicios a nada menos que entre 30 y 50 ciudades, y se espera que aprovechen su liderazgo en este sector par aimplementar 5G en todas las ciudades de China a nivel de prefectura para finales de este año.

Via | VentureBeat