Cuando el iPhone X fue presentado, se convirtió en el centro de la polémica por muchas razones, pero una de las principales fue la eliminación del botón Home y por lo tanto, de Touch ID.

Noticias relacionadas

En una decisión que en Apple tenían que saber que iba a provocar división, la compañía decidió apostar completamente por el reconocimiento facial de Face ID como único método de identificación biométrica.

Esta es una de las pocas decisiones que no han sido copiadas completamente por los fabricantes de Android, lo que demuestra lo discutible que es. En cambio, marcas como Samsung o OnePlus se han centrado en ofrecer un lector en la trasera del móvil, hasta poder desarrollar un lector en la pantalla.

Touch ID en la pantalla, muy pronto

Puede que el camino que ha seguido Apple haya sido diferente, pero eso no durará mucho. Todo indica que los nuevos iPhone que serán lanzados en el 2020 incluirán un lector de huellas, cuatro generaciones después.

La última pista que necesitábamos para confirmar esto es una nueva patente otorgada a Apple, que detalla el funcionamiento de Touch ID en la pantalla. Por lo tanto, de la misma manera que en algunos modelos con Android, podremos simplemente poner el dedo sobre la pantalla y la huella dactilar será reconocida al momento.

La patente describe un sistema de identificación usando un lector óptico instalado bajo la pantalla; se centra más en explicar cómo funcionaría este sistema de manera genérica, y no explica los detalles. Como por ejemplo, si el lector funcionaría en toda la pantalla o sólo en una zona específica, como es lo habitual. Sólo añade que, en algunos casos, puede haber más de un sensor óptico, pero parece más un intento de "cubrir todas las bases".

Touch ID bajo la pantalla

Es lo que tienen las patentes, que son más documentos legales para evitar demandas que una demostración real de lo que la compañía ha desarrollado. Pero como mínimo, nos sirve para confirmar que sí, que el nuevo iPhone tendrá lector de huellas bajo la pantalla, y que debería funcionar de manera similar a cualquier otro.

Por supuesto, lo interesante será si Apple hará algo especial en su implementación; ya que llega tarde respecto a la competencia, aún puede tener una sorpresa oculta. Lo que sí es probable es que Touch ID y Face ID convivan en los mismos dispositivos; aunque el infame notch seguramente será reducido o casi inexistente.