Hardware

AirPods Pro análisis: los mejores auriculares de Apple son adictivos

Los AirPods Pro por fin han llegado, con muchas funcionalidades que llevábamos un tiempo esperando, pero ahora que están aquí, ¿merecen la pena?

Casi por sorpresa, aunque precedido de los acostumbrados rumores, Apple presentó una nueva versión de los AirPods, sus famosos auriculares inalámbricos; de hecho, podríamos decir que son los auriculares más famosos del momento, los más fácilmente reconocibles.

Estos nuevos AirPods Pro heredan el apellido Pro, que ya está presente en toda la gama de productos Apple; así se identifican los modelos de gama más alta o premium, tanto por precio como por características.

Los nuevos AirPods Pro cuestan 279 €, pero incluyen nuevas funciones respecto a los modelos más básicos de la segunda generación; además de presentar cambios estéticos fácilmente reconocibles.

Novedades de los AirPods Pro frente a los AirPods

  • Tienen resistencia al agua y sudor IPX4
  • Son de tipo in ear, es decir, que no se apoyan simplemente en el oído, sino que se insertan con la ayuda de las almohadillas incluidas.
  • Tienen cancelación de ruido, con tres modos diferentes.
  • El estuche de carga cambia ligeramente; es menos alta pero al mismo tiempo más ancha. Las dimensiones generales son las mismas, pero con una forma más ancha.
  • El estuche tiene tanto carga inalámbrica como por cable. Sólo un modelo de los AirPods normales tiene carga inalámbrica.
  • El control se consigue mediante sensores de presión en las patillas de los auriculares.


Distintos, pero mejores

Las diferencias estéticas son las más evidentes en cuanto empiezas a usar los nuevos AirPods Pro. No se ajustan tanto al rostro como los AirPods normales; su nuevo diseño hace que no queden tan ceñidos a la oreja y a la cara, y que estéticamente no sean tan armónicos.

De hecho, la primera sensación, es que no están bien puestos del todo, a pesar de tener un ajuste más óptimo al oído y con menos riesgos de caídas. Siempre parece que sobresalgan un poco más de lo que deben; pero es normal y sólo cuestión de acostumbrarse a que son ligeramente más abultados.

Que no queden tan pegados a la cara no significa que se ajusten peor al oído; de hecho el ajuste es mucho mejor, entre otras cosas por la inclusión de tres almohadillas de diferentes tamaños, en función del tamaño de tu orificio auditivo. Estas almohadillas se quitan y se ponen con un sistema patentado de anclaje muy cómodo y curioso, pero que parece, al menos en nuestras primeros usos, un poco frágil. Sin embargo, no será frecuente cambiar de almohadillas, así que no debería ser un problema.

Con respecto a la calidad del audio, es muy similar a la de los anteriores AirPods. Por lo tanto, es bastante buena, pero no excelente. Sin embargo, el hecho de poder escuchar la música con más nitidez con el modo de cancelación de ruido hace que la experiencia sonora mejore.

Nuevos controles para tenerlo todo a un toque

En los ajustes de los AirPods Pro podemos configurar a nuestro gusto sus distintas funciones. Además, podemos cambiar directamente la configuración directamente en los propios auriculares, con simples gestos.

Sólo con mantener presionada una de las patillas (tanto la izquierda como la derecha), podemos cambiar el tipo de cancelación activa de ruido. También podemos activar Siri en ambos lados, aunque en ese caso ni siquiera hace falta tocar los auriculares, ya que en todo momento podemos decir "Oyer Siri"

Esto también supone que la música ya no se controla dando toques, si no presionando las patillas. Con una pulsación, detendremos la música y con dos toques, pasamos a la siguiente canción. Si presionamos tres veces, iniciamos la reproducción de la pista actual.

Modo de cancelación de ruido

Tal y como su nombre indica, este modo cancela el ruido del exterior y nos aísla para escuchar la música o cualquier contenido que estemos reproduciendo con mayor nitidez y sin distracciones.

Hay que aclarar que este modo no te aísla al 100%, pero si mucho. Si quieres huir de ruidos constantes y monótonos, como el de un avión o el del metro, es un placer tenerlos; suponen una gran diferencia con respecto a cualquier otro auricular sin cancelación de ruido, sean del tipo que sean.

Algo que debemos tener en cuenta es que puede ser peligroso en ocasiones, si no somos conscientes de nuestra situación. El oído es un sentido que pasa desapercibido, pero que nos ayuda muchísimo para orientarnos espacialmente. Si perdemos parte de esa noción, hay que ser cauteloso.

Modo con cancelación de ruido desactivada

Es precisamente cuando activamos este modo cuando nos damos plena cuenta de todo el ruido exterior que había y de cómo los AirPods Pro lo estaban cancelando.

Sin duda es una sensación adictiva cancelar el exterior, y en ocasiones he tenido la tentación de ponerme los auriculares sin reproducir nada sólo para aislarme un poco. Y vuelvo al ejemplo del metro, donde el bullicio y traqueteo se apagan dejando calma y un leve murmullo.

Modo Transparencia

El tercer modo es el más curioso, ya que usa la tecnología de cancelación de ruido para equilibrar el sonido exterior y el que estamos escuchando. Es una sensación extraña, porque simula el efecto de no tener puestos los auriculares, y sin embargo seguimos escuchando lo que sale de ellos.

Este modo funciona amplificando levemente el ruido ambiente que nos rodea. Tiene la ventaja de que nos da una impresión de escuchar mejor a la gente; simplemente porque asociamos que deberíamos oírles peor al llevar unos auriculares puestos. Sin duda es un modo súper útil y que combina perfectamente con el hábito de mucha gente de llevar unos AirPods puestos todo el día.

Batería, comodidad y usabilidad en el día a día

Los AirPods Pro son unos auriculares muy cómodos. Es cierto que conozco a mucha gente a la que le molesta los auriculares in ear. Sin embargo, estoy seguro que los AirPods pro mitigarán mucho esa molestia. Los he llevado durante horas hasta agotar su batería y no he sentido ninguna molestia o incomodidad; todo lo contrario, terminan desapareciendo.

La autonomía es prácticamente la misma que los otros modelos de AirPods. Cuatro horas y media, y unas 24 con el estuche; sólo una carga rápida de 5 minutos ya ofrece una hora de autonomía.

Es suficiente, pero es uno de los aspectos que podrían haber mejorado. No hubiera importado que las patillas, más cortas que las de los AirPods normales, fuesen del mismo tamaño. Así podrían haber armonizado diseños, además de integrar una batería de más capacidad, que permitiese un uso durante todo el día.

El diseño también afecta al uso general, por ejemplo, a la hora de sacarlos del estuche; su forma redondeada hace que resbalen un poco, y no sea fácil sacarlos a la primera.

Otro problema que Apple debería subsanar próximamente ocurre al hacer una llamada de teléfono con la cancelación de ruido activa; los AirPods Pro no desactivan esta función automáticamente ni tampoco amplifican tu voz. Esto hace que prácticamente no puedas oírte a ti mismo, y acabes hablando más bajo de lo que piensas, o bien gritando como loco en medio de la calle. Por el momento, la solución es cambiar al modo de transparencia antes de llamar o responder una llamada

Ventajas, aciertos y defectos de los AirPods Pro

Pero descontando esos problemas contados, sólo tenemos elogios para los AirPods Pro, y todo gracias a muchas mejoras, pequeñas y grandes.

Por ejemplo, ya no hace falta subir tanto el volumen para disfrutar de la música o cualquier otro contenido, y todo gracias a la cancelación de ruido. Cuando usas auriculares sin esta tecnología, la solución para escuchar mejor con ruido era subir el volumen para contrarrestar. Ahora no hace falta, y eso es una muy buena noticia para nuestra salud auditiva.

La posibilidad de cambiar entre los diferentes modos, Cancelación, Transparencia y Desactivado, es algo muy cómodo y te permite no estar siempre aislado; sólo cuando tú quieres y en las condiciones que necesites.

Por supuesto, tienen la misma fiabilidad que los AirPods que todos conocemos, es decir, extraordinaria. Sin cortes, con una buena conexión bluetooth, siempre listos, sin errores y sin sustos.

Sí que es verdad que los AirPods de 1º generación recibieron críticas porque las baterías a los dos años empezaban a fallar. Por desgracia, no tenemos dos años para comprobarlo en este modelo, pero suponemos que esto ha debido de ser corregido.

Si no eres usuario de la carga inalámbrica quizás te parezca algo prescindible; sin embargo, si ya lo eres, sabrás de la extraordinaria comodidad de no tener que estar usando cables ni metiéndolos por ningún lado.

Por fin podemos practicar deporte con los AirPods. Algo que ya se hacía, pero nos arriesgábamos a que con el sudor se terminaran estropeando, como a cientos de miles de personas le ha ocurrido. La resistencia IPX4 es más que suficiente contra el sudor y días de lluvia, pero obviamente no para sumergirlos. Además, al ser in ear, es mucho más difícil que se caigan de las orejas.

¿Merece la pena comprarlos?

Por 279 €, los AirPods Pro cuestan mucho dinero, pero no creo que sean caros. Cada día consumimos más música, estamos más conectados bien sea con llamadas o mensajes. Podemos ejecutar muchísimas acciones a través de la voz y de Siri, con atajos, comandos y órdenes.

El valor por el precio que tienen es justo. No hay muchas opciones de auriculares inalámbricos, con este formato, con estas funciones y tamaños a este precio, y sobre todo con la ya mencionada fiabilidad y comodidad de estos.

Los AirPods, en todas sus gamas hasta el pro, son ya uno de los pilares de negocio de Apple. Son un éxito rotundo y eso significa que a la gente les gustan, los compran y quieren más y mejores funciones. Tienen copias de todo tipo, algunas muy sofisticadas, pero no cumplen ni de lejos los estándares de calidad ni muchas de la funciones de los originales.

No son competencia con los AirPods normales porque sus funciones extra son muy evidentes y marcadas y tendrás que ver si realmente vas usarlas para discernir si es mejor unos u otros. Soy de los que piensa que el precio justo de las cosas es en función del uso que les demos y unos auriculares de máxima calidad como estos, tienen muchos puntos para usarse todos los días varias horas, así que sí, yo los recomiendo. No te van a defraudar, eso seguro.